Están en riesgo US$ 123 millones enviados al exterior por Cajubi

Unos 123.000.000 de dólares al cambio de la época es el total de fondos de los jubilados de Itaipú que fue sacado del país en una timba financiera sin precedentes. Comparado con los US$ 16 millones desviados del Banco Central del Paraguay, la cifra representa casi 8 veces el monto. Remesas se hacían –en su mayoría– a empresas de pantalla en Canadá, Panamá, Florida (EE.UU.), isla de Man e Inglaterra. Casi nula esperanza de recuperarlos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/BAR3KQMNBRASBI6C6DKYVP5H7A.jpg

¿Inversiones o mecanismo de vaciamiento lo que ocurrió en Cajubi? Lo concreto es que los 36 millones de dólares llevados por el venezolano Marcelo Barone para la empresa Euroinvest Worldwide Inc es apenas parte de unos 123 millones de dólares (al cambio de la época), cifra total en riesgo y sacada de la Caja de Jubilados de Itaipú (Cajubi).

La increíble cifra no conoce de precedentes y representa algo así como 8 veces el monto de aquel famoso caso de los 16 millones de dólares del BCP desviados al extranjero para supuestas inversiones de alto rendimiento.

¿Empresas?

PUBLICIDAD

Las empresas que se usaron para captar los fondos no son consistentes. La mayoría de portafolio, varias en paraísos fiscales, casi ninguna de ellas retornó un solo centavo del capital que se llevaron y los plazos están casi todos vencidos. Cinco de ellos están judicializados en Canadá: Genesis Limited Partnership Land Pool, First Canadian, First Canadian Private Wealth Group, Keystone Settlements int LLC y el Union Securities Ltd. El caso de Universal Settlement Int - USI está bajo ley de acreedores (convocaron por bancarrota).

Los muertos que no se mueren

Hasta graciosos si no fueran para llorar son los casos en los que compraron multimillonarias pólizas de seguro y los que deberían morirse llevan años sin morirse. Esto encamina a la peor conjetura, que es sospecha de fraude, ya que los pacientes gozaban todos de buena salud, pero a Cajubi los convencieron que estaban por morirse. Es el caso de Mosaic Caribe, por ejemplo, donde invirtieron 11.700.000 dólares, de los cuales solo recuperaron poco más de 400.000 dólares. Más de 11 millones de dólares en riesgo.

PUBLICIDAD

El caso del matrimonio venezolano de Marcelo Barone y Elisabel Vázquez es el único que no había sido ni denunciado ni judicializado. Cuando preguntamos por qué, la respuesta en todos los casos es la zona gris de cambio de autoridades dentro de Itaipú. En el caso de los Barone Vázquez, de los primeros US$ 4 millones que les entregaron, retornaron poco más de 547.000 dólares. De los US$ 32 millones que les dieron la última vez, no han retornado un solo centavo. Reportaron pérdidas de más del 50% del capital.

Hay empresas que no reportaron ningún dividendo. Ni tampoco enviaron ninguna porción del capital que se les entregó. Es el caso de Friends Provident Int., que se llevó unos 17 millones de dólares desde el 2003 y hasta ahora no se sabe de un solo centavo devuelto. Lo mismo ocurre con Opal Notes, a la que entregaron unos 3.500.000 dólares y tampoco fue devuelto un solo centavo. Los plazos de estos dos últimos vencen entre 2015 y 2018. ¿Retornarán?

Denuncia penal contra venezolanos y paraguayos

Ayer presentaron la cuarta denuncia ante Fiscalía en torno a los fondos de la Caja de Jubilados de Itaipú (Cajubi) que están en serio riesgo. Esta vez afecta al venezolano Marcelo Barone (primera vez denunciado) y a los exdirectivos de los pensionados.

Los abogados Rafael Fernández y Bernardo Villalba dijeron que los delitos denunciados son lesión de confianza, estafa, asociación criminal, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Afecta a los paraguayos Víctor Daniel Bogado Núñez, Mariano Damián Escurra Vicesar, Aurelio Ramón Sosa Alvarez, Félix Juan Bautista Villamayor Gabaglio, José Salvador Alonso Martínez, José Swako Demiañuk, Walter Elías Delgado Añazco, Ricardo Pereira Poletti, César Amílcar Bejarano Filippi y Pabla Mieres Scavenius.

Por estafa agravada, asociación criminal y lavado de dinero fueron denunciados los venezolanos Marcelo Alessio Silvio Barone Serra y Elizabel Vázquez Galiño.

La denuncia presentada ayer en nombre de la Cajubi describe el modus operandi que se utilizó para alzarse con unos 35 millones de dólares desde el 23 de febrero del 2007. Afecta a la empresa Euroinvest Worldwide Inc, registrada en Panamá, que fue utilizada como pantalla. A la misma le crearon varios supuestos fondos de los cuales no se tiene más noticia.

Cabe recordar que el abogado contratado por Cajubi es el exfiscal Rafael Fernández, quien ya recibió un adelanto de 500.000 dólares, unos 2.200 millones de guaraníes a cuenta de mayor cantidad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD