“No sabían” que Messer era el comprador de los bonos

Óscar Boidanich, extitular de la Seprelad, y Santiago Peña, exministro de Hacienda, coincidieron ayer en que no supieron que empresas de Messer adquirieron bonos del Estado por US$ 10 millones. Admitieron falta total de controles.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YOTM6YRA2RA4ZE7YM3CUWEKJ7M.jpg

Tanto Óscar Boidanich, exministro secretario de la Secretaría de Prevención del Lavado de Dinero (Seprelad), como Santiago Peña, exministro de Hacienda, dijeron ante la comisión bicameral que investiga el lavado de dinero y delitos conexos atribuidos a Darío Messer y Asociados, que no conocían personalmente al “hermano del alma” del expresidente Horacio Cartes.

Boidanich señaló que el reporte de Inteligencia de la Seprelad que recibió y remitió luego a la fiscalía no mencionaba a Darío Messer sino a la empresa Chai SA. También aseguró no haber tenido informes internacionales sobre los antecedentes de Messer en Brasil.

El exfuncionario pretendió justificar que recién después de 17 meses haya remitido las denuncias ante la fiscalía al hecho que la Seprelad no podía analizar todos los reportes de operaciones que le llegaban porque tenía pocos funcionarios y escasa infraestructura.

PUBLICIDAD

Sobre lo expresado por el senador Rodolfo Friedmann (ANR, Añetete), titular de la comisión, de que llamativamente, la Seprelad realizó la denuncia después que el diario ABC Color hubiese “destapado la olla” Boidanich dijo que “fue una casualidad”.

Señaló que tuvo un problema de salud y que tuvieron que eliminarle una bacteria después de su operación por lo cual se retrasó el envío “de ocho o diez informes de inteligencia” al Ministerio Público. Sostuvo que “por casualidad” coincidió la remisión con las publicaciones periodísticas. Indicó que en la Seprelad esperaron su regreso y que esa fue una “deficiencia institucional”. Reconoció haber recibido reportes tanto del Banco Nacional de Fomento como de organismos internacionales de operaciones sospechosas de Messer; sin embargo, dijo que en ese momento no tenían todos los elementos para acusarlo ante la Fiscalía.

En tanto, Peña dijo desconocer las operaciones sospechosas que realizó Darío Messer porque no es competencia de Hacienda controlar eso. En cuanto a los bonos soberanos adquiridos por empresas propiedad de Messer, afirmó que el Ministerio de Hacienda como institución, al menos cuando él estaba al frente, asumía que la Comisión Nacional de Valores debió haber controlado a las casas de bolsas, y que ya hicieron antes las debidas diligencias.

El cártel de Sinaloa y los bonos

Santiago Peña recalcó que la ley limita las facultades del Ministerio de Hacienda. “Me hubiese gustado tener mayores facultades. Hacienda es la cartera más importante dentro del Ejecutivo pero no tiene el control sobre instancias no definidas en su ley”, defendió Peña.

Con tono un tanto irónico, el senador Jorge Querey, del Frente Guasu, le preguntó a Peña si “el cártel de Sinaloa puede comprar Bonos del Estado”, a lo que Peña respondió que no creía que eso fuera posible. Querey le retrucó diciendo: “Es lo que sucedió con Messer”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD