Policía repele a luguistas

Minutos después que el Senado destituyera a Fernando Lugo, manifestantes apostados frente al Congreso fueron repelidos por antimotines con gases lacrimógenos y carros hidrantes. Tras reagruparse amenazaron con huelgas nacionales y la paralización del país hasta que el exobispo retorne al poder.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VJ6D2WXPNVBMLFJ5T5QJY4G6UI.jpg

Sucedió a las 17:34 cuando un grupo tumbó un sector del vallado. Fueron rápidamente repelidos por los agentes antimotines con golpes de agua y una nube de gas lacrimógeno.

La dirección del viento obligó a los luguistas a correr en la oscuridad hasta la Catedral. Minutos después se reagruparon frente al monolito de Asunción.

A los gritos, en medio de llantos e indignación, denunciaron que la Policía agredió a la ciudadanía sin provocación.

PUBLICIDAD

Seguidamente escucharon por altavoces el último discurso del exmandatario mientras un helicóptero de la Policía sobrevolaba la zona.

“Paraguay no es Honduras”, “La primera medida del nuevo gobierno es la represión”, “Disolución del Congreso”, de escuchaba desde la multitud.

Llamaban a la desobediencia civil y a no reconocer al gobierno “de la derecha” por no ser elegido por el pueblo.

Hablan de paralizar el país

Antes de la gresca, Ricardo Canese, del Frente Guasu, llamó a una huelga para paralizar el país. Advirtió que gobiernos de Unasur ejecutarían acuerdos que afectarían la actividad local.

El presidenciable Mario Ferreiro pidió defender la democracia y volvió a despotricar contra los medios de prensa.

Pero tras los enfrentamientos, los senadores Sixto Pereira y Carlos Filizzola afirmaron que la destitución era solo una turbulencia en el camino y que Lugo fue destituido por luchar contra la corrupción y el narcotráfico.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD