Socio de ZI “compró” lote de investigados por lavado

Alberto Rodríguez, brazo derecho de Javier Zacarías, se quedó con un exclusivo lote que pertenecía a Walid Sweid, Ricardo Galeano y Juan Carlos Sosa, investigados por lavado. El mismo grupo se benefició con un terreno público que había sido expropiado para alojar mesiteros.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/QYVOYFXJQ5GNXFOBTIBHV7ECAU.jpg

La transacción comercial se realizó el 4 de marzo de 2014 ante la escribana María Alicia Ibarra. Los documentos dan cuenta que Walid Amine Sweid, Ricardo Galeano, Juan Carlos Sosa Barreto, Vivian Natalia López Faría y Lourdes Peralta, vendieron a Alberto Rodríguez el Lote 5, manzana RP 8, del exclusivo Paraná Country Club, ubicado en Hernandarias.

El inmueble en cuestión señala la escritura es de 1.000 metros cuadrados y linda con el río Paraná. La transacción se hizo por 275.000 dólares, unos G. 1.661 millones al cambio actual. Consta en actas que Alberto Rodríguez pagó en efectivo 35.000 dólares, que dijo ser un ahorro, y abonó el saldo, de US$ 240.000, en 24 cheques de US$ 10.000 cada uno.

Luego de esta millonaria compra, Rodríguez comenzó a construir una mansión en el sitio, según las fuentes.

PUBLICIDAD

Cabe señalar, sin embargo, que junto con Javier Vázquez, Sosa, Galeano y Sweid –este último amigo del vicepresidente de la República Hugo Velázquez– están siendo investigados desde ese año, el 2014, por lavado de dinero en un expediente que involucra el movimiento de unas 41 empresas y lleva unos 437 tomos.

Además, Sosa y Sweid son dueños de Royal Investment, empresa que en el 2010 fue beneficiada por la Municipalidad de Ciudad del Este, en ese momento a cargo del intendente zacariista Miguel Ángel Coronel, que le vendió por la escueta suma de 1 millón de dólares un inmueble ubicado en el microcentro, que el Congreso expropió para la reubicación de trabajadores de la vía pública. Este lote había sido donado con ese fin por el padre del presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Además de haber realizado estas transacciones, la amistad de los Sosa con Javier Zacarías, su esposa Sandra McLeod de Zacarías y Alberto Rodríguez hizo que estos participen de suntuosas fiestas brindadas por el actual senador, por ejemplo, para celebrar los 15 años de su hija.

Entretanto, Alberto Rodríguez es actualmente investigado por la Fiscalía, junto con el senador y su esposa, Sandra McLeod, intendenta esteña depuesta por supuestos hechos de corrupción. La causa es por lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y asociación criminal.

Rodríguez, que fue intendente esteño por unos meses en el 2015, también soporta otro proceso, en el que está imputado por lesión de confianza junto con McLeod de Zacarías y otras siete personas. Esto porque supuestamente malversaron fondos destinados a publicidad y propaganda.

Una granja en el kilómetro 12

Sandra McLeod de Zacarías declaró en el 2015 tener una propiedad en el kilómetro 12, a orillas del lago Acaray, valuado en G. 216 millones. Se trata de un fastuoso chalet que incluye hasta cancha de tenis. El año pasado, sin embargo, la exintendenta comunicó a la Contraloría que en el 2016 le vendió la finca a Alberto Rodríguez. Fotografías demuestran que, incluso estando a nombre de Rodríguez, era la familia Zacarías la que iba a descansar a la granja.

mariana.ladaga@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD