Velázquez dice que no conoce a Sama

“No, yo no tengo conocimiento de sus antecedentes. Él (Carlo Sama) es presidente de una empresa, Agropeco, que está con problemas de una propiedad en el departamento de Caazapá y suspendí (la audiencia) yo, porque no tuve tiempo de pedir informe al Indert, porque tuve información que no pude confirmar de que ya se había resuelto el problema”. Esto expresó ayer el vicepresidente Hugo Velázquez, en ejercicio de la Presidencia de la República, sobre la cancelación de la audiencia que tenía marcada ayer a la mañana con el cuestionado cónsul honorario de Paraguay en Mónaco, Carlo Sama.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/GBQYTUXC55F6XLRRWUVSKQ2HQ4.jpg

El cónsul cuenta con tres condenas por corrupción en Italia y fue investigado y procesado también por otros casos, entre ellos, por ejemplo, su presunta vinculación con empresas “off-shore” o de fachada creadas en paraísos fiscales. El diplomático figura en documentos filtrados en el marco de la investigación internacional conocida como Panamá Papers.

En 2016 fue nombrado por el entonces presidente de la República, Horacio Cartes, como cónsul honorario de Paraguay ante el Principado de Mónaco. En ejercicio de ese cargo diplomático fue que intentó cambiar de agente registrado para la empresa offshore que había creado en Panamá.

“No conozco los antecedentes que tiene. Le dí una audiencia a los efectos de darle una solución y eso ya fue pedido hace 22 días a un mes atrás, pero, reitero: tengo la información que la semana pasada ya se soluciono el problema”, respondió el vicepresidente Velázquez.

PUBLICIDAD

Sama fue condenado en la década 1990 por pago de sobornos a políticos italianos para congraciarse con los mismos. Más recientemente, también apareció vinculado a grandes casos de corrupción, ligado a la empresa Mossack Fonseca, una de las principales relacionadas a la creación de empresas en paraísos fiscales para evadir impuestos y lavar dinero. 

Sama fue pieza clave del caso “Mani Pulite”, la versión italiana y potenciada del “Lava Jato” brasileño, aunque en proporciones tan grandes que dejan chico a lo ocurrido en el vecino país.

Sama fue condenado en 1995 por sobornos a políticos y varios delitos más.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD