Nutrición en Octubre Rosa

Cada condición conlleva sus propios cuidados, incluida la nutrición. Es así que los pacientes oncológicos deben adoptar ciertas normas a la hora de alimentarse. ¿Cómo es la nutrición oncológica adecuada?

Octubre Rosa.
Octubre Rosa.Shutterstock

La nutrición en el caso de una persona que padece un cáncer es parte integral de la asistencia al paciente oncológico y debe acompañar el proceso desde el momento mismo del diagnóstico, explica Laura Joy, magíster en nutrición humana. “Esto va a permitir que el paciente esté en condiciones de afrontar las consecuencias que generan los tratamientos y acelerar su recuperación”, sostiene.

La especialista comenta que la alimentación se debe planificar teniendo en cuenta distintos aspectos, como el estado nutricional del paciente, al estadio de la enfermedad y al tratamiento que debe recibir o está recibiendo.

En relación con el primer punto, advierte que el cáncer está muy asociado a la pérdida de peso, especialmente a la pérdida de masa muscular, lo que genera fatiga y decaimiento. “Esto genera como consecuencia de una menor tolerancia al tratamiento y mayores riesgos de complicaciones. En caso de que el paciente tenga riesgo de desnutrirse o esté desnutrido, se busca con la alimentación frenar o revertir este proceso. Por el contrario, si está con exceso de peso, lo ideal es indicar una alimentación saludable que logre mejorar la composición corporal”.

En cuanto al estadio o la etapa de la enfermedad, si el paciente se encuentra recibiendo tratamiento con objetivo curativo (cirugía, radioterapia, quimioterapia, inmunoterapia), la alimentación debe acompañar este proceso y ayudar a reducir o aliviar los síntomas que se producen como las náuseas, vómitos o diarreas que son los más frecuentes. Por el contrario, en pacientes que están en fase avanzada de la enfermedad, se trata más bien de no forzar la alimentación. “El objetivo es mejorar la calidad de vida, minimizando el malestar”.

Cuál es la alimentación ideal para un paciente oncológico

Entre las recomendaciones indica que el paciente con cáncer debería reducir el consumo de azúcares, dulces, harinas refinadas, ultraprocesados y productos industrializados en general que están llenos de componentes químicos. “Se debe optar por una alimentación más natural, artesanal y preparaciones caseras”.

La alimentación debe ser adecuada en proteínas de origen animal como huevos, pollo, pescado, cerdo y carne de vaca. Debe aportar frutas y verduras de estación, grasas saludables provenientes del aceite de oliva, aguacate, frutos secos, además de cereales integrales, legumbres y tubérculos.

Sobre la forma de preparación o cocción de los alimentos, comenta que esta dependerá de los síntomas que tenga el paciente; si tiene náuseas o vómitos, por lo general se recomienda dar porciones pequeñas, de comidas que sean de fácil digestión, bajas en grasas como claras de huevo, carnes blancas, lácteos descremados, etc. Se recomienda evitar alimentos con costra de tostación, por lo que se debe evitar la cocción a temperaturas muy altas, especialmente las frituras.

En caso de presentarse diarrea o distensión abdominal, se debe evitar la leche (o elegirla deslactosada), así como preferir vegetales y frutas pelados y cocidos al vapor, para reducir el aporte de fibra y estímulos intestinales.

Muchas veces, la quimioterapia produce una ageusia (disminución en el sentido del gusto), por lo que es importante usar condimentos suaves a moderados para acentuar el sabor. Sin embargo, hay otras drogas que producen disgeusia (alteración en el sentido del gusto). En estos casos es mejor evitar cualquier tipo de condimento porque se siente distorsionado el sabor de los alimentos, explica Joy y agrega que la alimentación se debe ir adaptando y modificando de acuerdo a lo que vaya necesitando y sintiendo el paciente, por eso las evaluaciones deben ser frecuentes.

Una nutrición que se adapte al caso del paciente oncológico

También es muy importante que un paciente oncológico esté bien hidratado, ya que la deshidratación puede empeorar el malestar. “Deben eliminarse los productos de desecho que generan las drogas utilizadas en el tratamiento y para eso es importante el consumo de una cantidad suficiente de agua”.

Es necesario tener una alimentación que se adapte al caso, porque la enfermedad y los tratamientos a los que es sometido el paciente, modifican las necesidades nutricionales, la tolerancia a los alimentos y la capacidad de metabolizar los distintos nutrientes. “Es por eso que la evaluación individual es fundamental porque la alimentación depende exclusivamente de la situación de cada paciente. Además se debe analizar la necesidad de suplementación para reforzar el aporte de nutrientes de la dieta. La atención nutricional especializada contribuye a la supervivencia del paciente oncológico, porque mediante la utilización de medidas nutricionales apropiadas es posible retrasar la aparición de complicaciones graves, incluso fatales”, concluye.

Más info:

Facebook: @vitaliapy

Instagram: @vitaliapy

Web: www.vitaliaparaguay.com

Mail: vitaliaparaguay@gmail.com

Unidos contra el cáncer de mama

La licenciada Norah Giménez es directora ejecutiva de Funca (Fundación Unidos contra el Cáncer), una organización sin fines de lucro, integrada por pacientes, familiares y voluntarios con el apoyo de colaboradores y profesionales médicos. Se dedican de lleno a la promoción de la salud y prevención del cáncer, brindan apoyo a las necesidades de los afectados (pacientes y familiares) y hoy tienen varios programas permanentes gratuitos, desarrollados e implementados en el contexto de pandemia, teniendo en cuenta todos los protocolos sanitarios.

La profesional explica que lastimosamente no se puede hablar de prevención del cáncer de mama, sino lo correcto es hablar de los factores de riesgo controlables y no controlables que pueden incidir. “Sobre todo debemos ser conscientes que la detección y diagnóstico precoz pueden significar hasta un 90% de supervivencia”. Los factores controlables son el consumo de bebidas alcohólicas, el sobrepeso u obesidad, la falta de actividad física y vida sedentaria, no tener hijos o tener hijos después de los 30 años, y tratamiento de reemplazo hormonal para la menopausia.

Los factores de riesgo no controlables –continúa– son: ser mujer (solo el 1% de los varones son afectados por el cáncer de mama), el envejecimiento, ciertos genes hereditarios, antecedente personal de cáncer de mama en la familia, tejido mamario denso, primera menstruación entes de los 12 años, menopausia después de los 55 y tratamientos con radiación al pecho con algunos linfomas en la infancia.

Los controles periódicos y el autoexamen de mamas son importantes

Una mujer debe hacerse los controles médicos y el autoexamen desde la adolescencia, conocer su cuerpo y estar atenta a los cambios. A partir de los 40 años, toda mujer debe realizarse una mamografía y una visita anual al especialista en mastología, recomienda.

Recuerda que según el portal cancer.net de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica, de 2008 a 2017, la incidencia del cáncer de mama invasivo en las mujeres aumentó medio punto porcentual cada año. “El cáncer de mama es la patología oncológica que más afecta a las mujeres, y nuestro país no es la excepción. Según datos proporcionados por la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer de la Organización Mundial de la Salud, en el 2020, en Paraguay se diagnosticaron 1945 nuevos casos de cáncer de mama y fallecieron por esta enfermedad 590 personas. Esto significa que el cáncer de mama representa el 30.3% de todas las patologías oncológicas que afectan a las mujeres”, explica Giménez.

Asegura que por ello siempre es importante estar atenta a señales de alerta para acudir inmediatamente a un especialista, como un bulto palpable en la mama o axila, alteración en el tamaño, textura o forma de la mama, retracción del pezón, secreción de líquido como agua o sangre del pezón, si una no está dando de mamar, enrojecimiento de la piel de la mama o cambios con apariencia de piel de naranja.

Más info:

WEB: www.funcapy.org

Facebook: @FUNCApy

Instagram: @funcapy

Serenata Rosa 2021

La fundación invita a sumarse a la Serenata Rosa 2021, el mayor evento de recaudación anual enmarcado en la Campaña del Octubre Rosa, que permite proveer servicios y programas gratuitos de apoyo a paciente oncológicos y familiares. La cita es el martes 19 de octubre en el Club Centenario, a las 21:00, donde podrán disfrutar de un concierto de la mano de Band’Elaschica, grupo de Jazz 100% femenino. Además se verá moda nacional con la exposición Pink Power Collection, una colección formada por doce marcas nacionales: Artemera, Astrid Art Design, Basicas, Bari, DDIANE, Felice, Joyas Fió, Maura Marti, Nedaraga Couture, NICE, Nirmala y Paraguay me inspira.

Las entradas se pueden adquirir en la plataforma Passline.

alba.acosta@abc.com.py

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05