Minerales en la nutrición

Todos los minerales son necesarios para que las funciones vitales de los animales se desarrollen normalmente. Las cantidades que se utilizan en las suplementaciones son relativamente pequeñas, pero los desempeños de estos son fundamentales para la vida y producción de los seres vivos.

Es recomendable que antes de hacer una suplementa- ción animal se consulte con un especialista, a fin de que la inversión que se va a realizar sea útil y eficaz.
Es recomendable que antes de hacer una suplementa- ción animal se consulte con un especialista, a fin de que la inversión que se va a realizar sea útil y eficaz.Archivo, ABC Color

En el organismo, los minerales se encuentran en diferentes formas: algunas veces libres, en combinación con otros elementos o disueltos en el agua del tejido animal.

Los requerimientos de minerales de los animales dependen de la especie, el sexo, la edad, la salud, el estado productivo, el lugar, el manejo, la forma en la que ellos viven, el ambiente que los rodea, las mejoras genéticas introducidas y el estado del clima del momento.

Cuando se necesita suplementar con minerales cualquier clase de ganado, es necesario saber primero a qué animales será destinado, qué alimentos se utilizan, y el lugar donde ellos viven y la época, debido a que muchos son incorporados a través de los alimentos en forma natural por medio de las pasturas, las cuales varían de acuerdo a la especie vegetal de la misma y el manejo que de ellas se realicen.

PUBLICIDAD

Muchos problemas que enfrentan los productores de diferentes especies animales se deben a que no se presta la debida atención a la suplementación mineral adecuada, sobre todo a los requerimientos de microminerales que, si bien se ponen en pequeñas cantidades en la ración, son de mucha importancia en la relación general de la alimentación en todas las etapas de desarrollo de los animales. Este mismo concepto se aplica a las vitaminas. Sobre este punto hay que tener en cuenta que muchos minerales se relacionan directamente con algunas vitaminas, por lo tanto si se aumenta uno debe ser compensado con el otro.

Por ejemplo, el metabolismo del selenio está íntimamente ligado con el de la vitamina E, tanto que, muchas veces, es difícil diferenciar los síntomas carenciales que se producen en cada uno de ellos. Ambos se comportan como antioxidantes, que en la alimentación evitan la formación de peróxidos, sobre todo en los balanceados que se almacenan por algún tiempo. El selenio realiza la protección extraorgánica, mientras que la vitamina E, que es un antioxidante biológico, lo hace intraorgánicamente.

Como podemos apreciar, hacer una suplementación mineral en los animales no es una cosa sencilla y se debe prestar mayor atención, sobre todo los pequeños productores o aquellos que hacen confinamiento utilizando subproductos de la industria, muchas veces húmedos, los cuales comprometen en cierta forma la disponibilidad equilibrada de los minerales por el efecto agua.

PUBLICIDAD

Es recomendable que antes de hacer una suplementación animal se consulte con un especialista, a fin de que la inversión que se va a realizar sea útil y eficaz.

“La educación es la base del desarrollo de las comunidades. p.m.g.”

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD