Siete razones para leer Necrópolis

Por qué el cómic de Marcos Prior, con sus voces en off de profesoras de innovación cibernética, gurúes de periodismo científico y ambiental y terapeutas multidisciplinares, es la lectura del momento.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RHB6XPIWO5GAPKZLOW3AAKG3P4.jpg

«En Necrópolis [hay] una despedida de soltero con máscaras de V de Vendetta... que está tomada de la realidad. En ese momento pensé: “Estamos acabados”. Si lo que era una invitación a la reflexión se convierte en carnaval, no queda mucha esperanza.»

(De: «La etiqueta “cómic social” domestica la parte que debería ser subversiva», entrevista de Elisa G. McCausland a Marcos Prior, periódico Diagonal, Madrid, viernes 29 de enero del 2016)

El alcalde Alfred Royal, candidato a la reelección del RP, recorre la ciudad en bicicleta. Entre sus planes está fomentar el uso de este vehículo para proteger el medio ambiente y optimizar el bienestar y la salud física y emocional de las personas.

PUBLICIDAD

Varios medios publican que el fiscal Tony Osborne, número 35 de la candidatura de NNA, promete que, si llegan a gobernar, los perros podrán viajar en colectivo, y se subvencionarán talleres y cursos de sexo tántrico.

En relación con la ola de delincuencia que alarma a la ciudadanía, el sargento de policía declara que las uniones ilegítimas y las familias monoparentales «provocan pobreza, trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y altas tasas de criminalidad».

Eric Ford, experto en inteligencia emocional, comunicación no verbal y ciencia política, analiza los videos electorales: «Únicamente los amantes del karaoke más trash podemos simpatizar con la pieza musical con la que nos deleita Tommy Clyde», señala.

Con sus voces en off de profesores de innovación cibernética, terapeutas multidisciplinares y gurúes de periodismo científico y ambiental, Necrópolis, el cómic que Marcos Prior ha lanzado este año, es la lectura del momento. Por varias razones. Aquí te damos siete.

En desorden. Por supuesto.

UNO

Porque ilustra problemas importantes de los mecanismos de la democracia, más claros que nunca últimamente, al narrar el desarrollo de las campañas de los cuatro candidatos la alcaldía de New Poole, ciudad en plena carrera electoral que a Marcos Prior le sirve para exponer la penuria y lo circense de una vida política en la cual ideas y programas nada son ante la hegemonía de la lógica del reality show y el imperio de una seducción mediática que impulsa competencias por ser el más viral y pone el voto al nivel de un like.

DOS

Porque refleja nuestros cambios culturales, los que vivimos hoy, en mil aspectos tanto de forma como de contenido; por ejemplo, el capítulo «El Muro» es narrado con capturas de una cuenta de tuiter y versiones de viñetas de Frank Miller. Necrópolis es una exploración del presente.

TRES

Porque New Poole no es ninguna ciudad en concreto pero puede ser cualquiera porque en realidad es todas. Porque nada de New Poole nos es ajeno y cuanto sucede ahí, si no lo vivimos cotidianamente ya, lo viviremos mañana o quizás esta misma tarde en la tele, las redes o, disyunción inclusiva, las calles.

CUATRO

Porque recoge el mundo de los políticos y los desempleados, los pobres y los ricos, los marginales y la clase media de New Poole y sin negar su desigualdad los (¿nos?) iguala en las grandes paradojas que estructuran nuestra vida y que yo resumiría rápidamente en tres fórmulas: desinformación superinformada, desamparo hiperconectado en línea y ceguera voyeurista.

CINCO

Porque cosas como las campañas electorales de los candidatos en su carrera a la alcaldía de New Poole las vemos a un clic de distancia todos los días o simplemente al mirar en torno o abrir –va con doble sentido– una ventana. Y porque todo eso que día tras día no nos queda, teóricamente, más remedio que tragarnos crudo, Prior nos lo pone ante la nariz como sátira y denuncia de la política rancia tanto como de la nueva.

SEIS

Porque los discursos neoliberales en auge, y los de una nueva izquierda que recubre ideas gastadas con maquillaje supuestamente «millenial» sin vuelo ni hondura, se mezclan en el mismo guiso frívolo de coqueteos mediáticos inconsistentes e inocuos. Porque la banalidad de esa neoizquierda hipster, que lima las garras de Marx con su narcisismo y su posada puerilidad rosa, se parodiaba ya en Fagocitosis con estética pop de teleseries y cadenas de Marx Donald’s con juguetes de Karl y Engels, pero Necrópolis suma a todo esto los conocidos y eternos catecismos de sencillez y brevedad –sobre todo en las páginas con debates televisivos– de modo francamente cómico en un mundo, la verdad, ya de sobra lleno de discursos lo bastante simples y breves y cómodos en este clima apoltronado en exceso para el esfuerzo mental y movido a pura tracción mercadotécnica («Podríamos enumerar muchas más ventajas pero nuestra adicción a la brevedad nos lo impide», nos reíamos ya con Prior en la viñeta de Fagocitosis dedicada al «Marx Donald’s»), y nos hace sonreír en medio del ruido.

Y SIETE

Porque, obviamente, nada de esto es ficción.

VEN A NEW POOL

Así que busca Necrópolis y ven a conocer New Pool, la ciudad donde (Ande o no Ande) los apagones son grietas abiertas para escapar de la ética. Ven a conocer New Pool, la ciudad del hábito del delirio y la trivialización de la violencia, y sintoniza el canal donde la «marioneta-youtuber-periodista» del momento entrevista en vivo al «ministro de energía, turismo, educación, nouvelle cuisine y deporte». Ven a conocer New Pool, «la ciudad que nunca duerme, auténtico crisol de culturas y telón de fondo de miles de blockbusters». Ven a (re)conocer New Pool, la ciudad en la que ya vivimos todos.

montserrat.alvarez@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD