El reto de la gestión educativa (13)

En este encuentro ahondaremos sobre la estrategia tertulias pedagógicas.

El reto de la gestión educativa
El reto de la gestión educativaABC COLOR

Las tertulias pedagógicas constituyen la herramienta que actualmente está acercando de un modo más directo y profundo las bases teóricas y científicas de las actuaciones educativas de éxito a la comunidad educativa.

Equipos de personas muy diversas implicadas en la educación (especialmente profesorado, asesores, orientadores, etc.) leen conjuntamente los libros relevantes a nivel internacional y reflexionan de forma colectiva sobre la lectura. Se trata de la construcción colectiva de significado y conocimiento en base al diálogo igualitario sobre la lectura, en el que siempre se indican el número de página y párrafo de aquello a lo que se está refiriendo en su comentario, crítica o análisis.

El funcionamiento de las tertulias dialógicas se basa en los 7 principios del aprendizaje dialógico.

1. Diálogo igualitario. Un diálogo es igualitario cuando se valoran las aportaciones de cada participante en función de los argumentos de validez que se exponen y no por pretensiones de poder (Habermas, 1987). No hay expertos y aprendices.

En esta línea, Muñoz (2011) señala como condiciones de las tertulias pedagógicas las siguientes habilidades constitutivas de la competencia comunicativa:

- Escuchar.

- Dialogar.

- Expresión oral y escrita.

- Analizar.

- Organizar.

- Ponerse en el lugar del otro.

- Tener en cuenta otras opiniones.

- Expresar ideas y emociones.

- Relacionarse y desenvolverse en otros contextos.

2. Transformación. El diálogo igualitario y la reflexión conjunta contribuyen no solo a dar sentido a la práctica laboral, sino también a transformarla, mediante la aplicación de nuevos planteamientos que van surgiendo a través del debate. Se abren posibilidades a nuevas formas de ver las situaciones educativas, laborales e incluso cotidianas en las que estamos, y a nuevas formas de afrontarlas y transformarlas desde planteamientos más igualitarios.

3. Inteligencia cultural. La inteligencia cultural es una capacidad universal. Todas las personas tienen inteligencia cultural porque tienen capacidades innatas para comunicarse gracias al lenguaje. Esto implica el aprendizaje a través del diálogo y de las habilidades comunicativas de las personas.

4. Aprendizaje instrumental. La educación de calidad y la adquisición de aprendizajes instrumentales son esenciales para la actual sociedad de la información.

5. Solidaridad. El aprendizaje dialógico promueve comportamientos y acciones solidarias que cuestionan las relaciones y las dinámicas impuestas por el poder o por el sistema económico. Se trata de debatir y aprender compartiendo los conocimientos contribuyendo al enriquecimiento de todas las personas participantes en el seminario.

6. Igualdad de diferencias. La diversidad es un factor de enriquecimiento y no una barrera al avance del aprendizaje. El hecho de que haya personas de diferentes culturas, religiones, bagajes académicos y profesionales, géneros, etc., no es un impedimento para que se profundice en los temas, sino que permite establecer más interacciones que al darse en un diálogo igualitario aumentan y enriquecen el debate.

7. Creación de sentido. Denominamos creación de sentido a los procesos en los que, a través del diálogo igualitario e intersubjetivo, las personas superan las barreras y encuentran nuevos significados en sus vidas, reinterpretan los significados que adquieren de forma crítica, dan forma a sus valores sociales y negocian las relaciones con sus familias y amistades. El desarrollo de las tertulias pedagógicas debe ajustarse a las siguientes condiciones:

- Una persona debe actuar como moderador de la sesión.

- Se selecciona la lectura y se acuerda el contenido que deberá ser leído para la siguiente sesión.

- Puntualidad por parte de los participantes.

- Una o varias personas explican brevemente las ideas principales del capítulo o capítulos que se va a debatir.

- Se abre el turno de intervenciones.

- Es necesario pedir la palabra a la persona que modera, no interrumpir y no saltarse los turnos de palabra.

- Es importante no excederse en las intervenciones para dar posibilidad de que participen más personas.

- Se interviene haciendo referencia a párrafos concretos de la lectura. Es necesario citar la página y el párrafo a la que se refiere la intervención. Para intervenir es necesario haberse leído la lectura que se ha establecido.

En la misma línea, el moderador también debe ajustar sus actuaciones a ciertas condiciones:

- Como la persona encargada de dar el turno de palabra, debe procurar que que todos participen.

- Si se observa que en el transcurso de la tertulia el diálogo entre los participantes entra en cuestiones personales o en temas ajenos al desarrollo de la tertulia, el moderador debe retomar la sesión

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.