Neurociencias (19)

La conexión cerebro-cuerpo

La conexión cerebro-cuerpo
La conexión cerebro-cuerpoABC COLOR

¡El cerebro y el cuerpo NO son dos entidades separadas! Aquí van algunos ejemplos que representan el poder de la conexión cerebro–cuerpo.

- El cerebro y el sistema inmune interactúan en forma continua.

- El ejercicio aeróbico es un efectivo antidepresivo.

- La notable mejoría académica que se produce cuando se introducen programas de ejercicio en el aula.

¿Cómo aprende nuestro cerebro

y cómo puede ayudar el movimiento

para que este proceso

sea más efectivo?

Como ya hemos visto, el cerebro incorpora conceptos a través del procesamiento de la información sensorial que es la resultante del bombardeo de nuestro medioambiente.

Sinapsis

En el corazón de este desarrollo están nuestros 100 billones de neuronas. Aunque estas nunca se tocan entre sí, forman redes a través de conexiones químicas (denominadas sinapsis) que consolidan los datos.

Si la impresión en la memoria no se pierde debido a la inactividad neuronal, más neuronas se unen a la conversación y se forma una «alianza» (una red neuronal) más fuerte. Cuando estas se configuran y se vuelven sólidas, la información de las comunidades neuronales es más fácilmente recordada.

Un objetivo del aprendizaje escolar es la memorización de grandes cantidades de materiales. Esto no ocurre sin dificultades debido a las restricciones normales de nuestros sistemas de memoria.

El objetivo es que la información pase de los depósitos de memoria de ultracorto plazo a los de largo plazo. Sin una profunda sensación de interés o de conexión emocional con los contenidos, estos pueden ser fácilmente olvidados.

En otras palabras, para que los temas se trasladen de la memoria de trabajo a la corteza asociativa (depósito de la memoria de largo plazo), que es el santo grial y el objetivo del aprendizaje escolar, algo debe sucederle a la información o a la experiencia.

Aquí van algunas sugerencias:

- Encontrar un patrón.

- Hacer conexiones.

- Desarrollar un interés personal.

- Asociar los contenidos con una experiencia.

- Involucrarse emocionalmente.

- Practicarlo.

Existen cinco «carriles» a través de los cuales el cerebro deposita la información en la memoria de largo plazo:

- Semántico: representa el significado de las palabras utilizando el habla y la lectura.

- Episódico: se refiere a la memoria espacial creando imágenes de dónde estábamos cuando ocurrió un evento.

- Emocional: ¡el más poderoso de todos los carriles! Procesa los sucesos que tienen carga emocional.

- Automático: contiene la información que se ha vuelto automática con el uso.

- Procedural: deposita la información relacionada con el movimiento.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.