Estrategias metacognitivas (2)

Monitorear la interpretación de lo que leemos

Leemos para interpretar un texto.
Leemos para interpretar un texto.ABC COLOR

Cuando leemos para interpretar un texto podemos ir monitoreando nuestra comprensión de varias maneras. Eso nos permite identificar fallas en nuestra interpretación o en la información misma del texto.

1. Actividades previas a la lectura

Lee solo el título del texto.

Piensa y escribe la diferencia entre saber y creer.

2. Ahora lee el texto completo de una vez.

¿Saber o creer?

(1) Imagina que vives en una cueva donde lo único que puedes ver son sombras. La poca luz no permite vislumbrar los detalles ni los objetos que están más lejanos. Como estás acostumbrado a la oscuridad, estás convencido de que solo esa realidad existe. Un día, una de las personas que habita en esa cueva encuentra la salida y descubre que afuera existe un mundo iluminado por el sol, con nuevos sonidos y colores, que permite percibir, pensar y descubrir cosas nuevas todo el tiempo. Cuando vuelve a la cueva emocionada, a contarles a los demás que el mundo no se limita a las sombras, los habitantes de la cueva no le creen. Lo toman por loco y lo ignoran.

(2) Al ver esto, te enfrentas a dos opciones: o creerle al llamado «loco» o quedarte en la cueva. Tu criterio para tomar esta decisión puede estar determinado por la presión del grupo o por tu propia curiosidad y razón. ¿Qué harías? Si decides quedarte adentro, tu entendimiento de las cosas será muy pobre, pues se basará en las creencias y suposiciones que gobiernan la vida en la cueva, convencido de que lo que sencillamente crees es el conocimiento de la realidad.

(3) Confundir ciertas creencias con conocimiento es delicado. Creer no es lo mismo que conocer o saber. No es igual decir «creo que Flor va a venir» que «sé que Flor va a venir» o decir «creo que esto es bueno » en lugar de «sé que esto es bueno». Decir «creo», en ese sentido, es lo mismo que decir «supongo». El saber es una garantía, es estar seguro de algo: tiene un nivel superior de certeza que la creencia o la suposición.

(4) Si decides salir de la cueva, tendrás acceso al conocimiento. Ese conocimiento es resultado del cuestionamiento y de la búsqueda de explicaciones: el querer encontrar las razones detrás de las cosas por medio de la observación cuidadosa y la reflexión.

(5) Los grandes conocimientos que poseemos hoy son el resultado de ese mismo proceso. Guiados por la curiosidad, el cuestionamiento, la reflexión y la verificación continua, a lo largo de la historia, hemos ido resolviendo grandes misterios acerca del universo, acerca del funcionamiento del cerebro y el genoma humano, entre otros. Los mismos métodos te pueden servir en el día a día para comprender lo que te rodea, tus propias experiencias e incluso a ti mismo.

(6) Para construir tu propio criterio y que este guíe tu búsqueda constante de conocimiento, debes adoptar una sencilla actitud. Cada vez que abras tu página de Facebook o Twitter y te sientas atraído por una afirmación, cuestiónala y comprueba si te atrae porque corresponde con las creencias que ya tienes, porque consideras una autoridad a la persona que lo dice o porque aparenta ser verdadero. Antes de compartir o retwitear, pregúntate: ¿en qué se basa esa persona para decir eso?, ¿cuál podría ser la evidencia que respalda dicha afirmación?, ¿qué otras preguntas generan y qué hace falta para responderlas?

(7) Día a día puedes fortalecer tu propio criterio y tu conocimiento partiendo de estos cuestionamientos, practicando cada vez que abres tus redes sociales, lees un artículo o un libro, escuchas un programa de radio o a tus profesores, o tienes una conversación.

(8) Una certeza no es una verdad absoluta, ni siquiera la ciencia puede darnos eso, pero sí es la mejor explicación con la que podemos contar. Es por ello que esa explicación debe estar sujeta a una constante verificación y que tener un verdadero conocimiento requiere de una reflexión acerca de cómo se construye ese conocimiento. La elección es tuya: ¿vas a salir de la cueva o te vas a quedar contemplando las sombras? ¿Saber o creer? - CNB (cnbguatemala. Org).

Actividades

1. Vuelve a leer el texto, y esta vez resalta con un color las ideas claves.

2. Ahora busca responder estas preguntas. Como ayuda orientadora tienes entre paréntesis los números de párrafos.

a. ¿Hasta qué punto coincide tu idea previa acerca de los dos conceptos con las aclaraciones de este texto?

b. ¿Por qué es importante distinguir entre saber y creer? (P. 3)

c. Encuentra la oración que afirma que la creencia es una suposición.

d. ¿Cómo consecuencia de qué situaciones se producen el saber y el conocimiento? (P. 4)

3. Ubica en la tabla las siguientes acciones o actitudes, según contribuyan a generar conocimiento o creencias.

- Averiguar en qué se basa la información que se recibe.

- Si aparece en WhatsApp debe ser cierto.

- Formularse nuevas preguntas con respecto a la información que se lee o escucha.

- Si se barre frente al pie de una persona se impide que se case.

- Si la información sale en la tv ya es una información verificada.

- 2 es la raíz cuadrada de 4.

- Un borracho siempre dice la verdad.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.