Jueza ayuda a diputado

Luego de estar preso 10 meses, el diputado Ulises Quintana (ANR, Añetete) fue beneficiado con la libertad ambulatoria en un controvertido fallo dictado por la jueza penal de garantías Magdalena Narváez, quien ahora ha sido recusada por la fiscala de la causa Lorena Ledesma. La agente, además, apeló la resolución.

Lorena Ledesma, fiscala del caso.
Lorena Ledesma, fiscala del caso.

La jueza Magdalena Narváez violó la ley para beneficiar al diputado Ulises Quintana con la libertad ambulatoria. Con sospechosos argumentos, la magistrada hizo lo que sus demás colegas, quienes tuvieron el caso con anterioridad, se negaron a realizar, liberar al diputado quien está procesado por narcotráfico en calidad de cómplice, enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, asociación criminal y tráfico de influencia.

La defensa de Quintana presentó en reiteradas ocasiones el pedido de revocatoria de la prisión, nulidad de la imputación, cambio de calificación, revisión de la prisión, hasta un hábeas corpus, además de una inconstitucionalidad y todos estos incidentes fueron rechazados por los jueces, camaristas y hasta la misma Corte Suprema de Justicia.

Pero en cuestión de días, la jueza Narváez, con asombrosa diligencia y con oposición de la fiscalía, le dio la libertad al diputado fundando su resolución en los argumentos de la defensa del parlamentario.

PUBLICIDAD

Presiones

Desde que se inició este proceso contra Quintana, los líderes del movimiento Añetete, con sus públicas declaraciones, presionaron a la justicia para que se libere al diputado, quien aparece como nexo de la estructura criminal que traficaba drogas en el Este del país.

Existen grabaciones en las que se oye al diputado Quintana traficando influencias para libertar US$ 190.000 pertenecientes a Reinaldo “Cucho” Cabaña, presunto jefe de la banda de narcos. Ese dinero luego fue utilizado para comprar cocaína del Brasil.

También el diputado tenía una lujosa camioneta propiedad de Cabaña en la que se movilizaba, pero al caer el presunto líder de la banda, Quintana entregó el rodado, alegó que solo le prestaron el mismo y que estaba en trámite para la compra. Quintana negó conocer a Cucho; sin embargo, en grabaciones que hizo la Senad se los oye hablando como grandes amigos y, es más, se supo que el presunto jefe narco aportó para la campaña política del diputado en la zona del Alto Paraná.

Con todas estas pruebas en contra, la jueza Narváez igual le otorgó la libertad ambulatoria al diputado.

El senador Silvio Ovelar (Añetete) cuando era presidente del Senado criticó a la fiscalía y dijo que Quintana estaba preso de forma injusta; el presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) Enrique Bacchetta (Añetete) también criticó la labor fiscal en el caso del diputado y envió un mensaje que fue tomado como una amenaza a la fiscala Lorena Ledesma. El mismo vicepresidente de la República Hugo Velázquez (Añetete) también presionó con sus comentarios a la justicia para liberar al procesado y al final todas estas presiones valieron más que la misma justicia para que la jueza Narváez. en un fallo en el que violó el artículo 245 del Código Procesal Penal, que prohíbe la libertad en casos de enriquecimiento ilícito y narcotráfico, igual le otorgó la libertad ambulatoria al parlamentario dejando un mal precedente. La fiscala Ledesma pide que la magistrada se aparte del caso.

La tibia reacción de Bacchetta

El senador Enrique Bacchetta (ANR, Añetete), presidente de Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), tuvo una tibia reacción ante el grave error cometido por la jueza penal de Garantías Magdalena Narváez, quien le otorgó la libertad al diputado Ulises Quintana: dijo que considera que la magistrada obró mal en este caso, ya que no cabía la posibilidad de darle medidas a una persona que estaba procesada por dos hechos considerados crimen.

Sin embargo, en otros casos en que existe manifiesto mal desempeño en funciones de un juez, el JEM de oficio suele instruir un sumario. Este no es el caso y se explica porque Bacchetta había salido a favor de Ulises Quintana al referir que la fiscalía estaba haciendo mal su labor. Atendiendo a que el diputado es de su movimiento político, Bacchetta solo se pronunció tibiamente.

Desconoce el expediente

La fiscala Lorena Ledesma presentó su apelación y dijo que la jueza Magdalena Narváez tiene total desconocimiento del caso del diputado Ulises Quintana y pide al tribunal de Apelación que anule la resolución de la magistrada por la cual se dejó en libertad al parlamentario.

“En el auto interlocutorio puesto en crisis solo se refiere al desvanecimiento del peligro de fuga y de obstrucción; sin embargo, no se efectuó un análisis sobre la concurrencia en forma conjunta de los tres presupuestos requeridos para imposición de la medida cautelar de prisión preventiva y mucho menos se analizó cuáles fueron los nuevos elementos que mencionó la defensa en su pedido de revocatoria”, dice una parte de la apelación de la fiscala.

En otra parte señala la agente que la jueza solo se limitó a transcribir los argumentos de la defensa del procesado.

victor.franco@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD