Lapidario informe de Interpol

Sin lugar a dudas, ninguno de los que en su momento alabaron las cualidades futbolísticas de Jonathan Fabbro (35) se imaginaría que su carrera acabaría con semejante escándalo: una denuncia por abuso sexual contra una niña. Un informe de Interpol, distribuido a nivel mundial, relata el cruel caso atribuido al jugador.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/YX2JLXLCPZAM7IBKO3D7ZTIAOQ.jpg

El habilidoso futbolista Jonathan Fabbro estaba jugando últimamente en el club Lobos BUAP de México, que casi inmediatamente suspendió el contrato laboral del atleta nacido en Argentina y que se nacionalizó paraguayo para vestir la camiseta de la Albirroja.

Antes, Fabbro actuó en el club Jaguares de Chiapas, también de la primera división de México, aunque fue luego de que abandonara el club Cerro Porteño de Paraguay, donde estuvo desde 2011, con una pasantía intermedia en River Plate de Argentina. 

En sus inicios militó en otro grande de Sudamérica, Boca Juniors de Argentina, y fue campeón de América con Once Caldas de Colombia. También jugó en España, Brasil y Chile. Su primer equipo en Paraguay fue Guaraní, hace 10 años. 

La denuncia contra Jonathan Fabbro por abuso sexual contra una niña, que además es su pariente, data de mediados de este año.

Sin embargo, prácticamente toda la colectividad internacional reaccionó conmocionada recién luego de que se oficializara la orden de captura internacional emitida a inicios de este mes, nada menos que por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

La orden de captura internacional del jugador fue solicitada por Interpol de Argentina y refrendada por la oficina central de esta fuerza, que funciona en Lyon, Francia. 

La medida rige en los 192 países asociados, es decir, en casi todo el mundo, por lo que Fabbro prácticamente no tiene dónde esconderse o permanecer libre.

Un boletín de Interpol, clasificado como “notificación roja”, que es la característica otorgada a los principales delincuentes internacionales fugitivos, detalla la crueldad del caso atribuido al jugador de fútbol (ver infografía).

Según la investigación realizada en Argentina, el caso data de entre los años 2012 y 2016. La supuesta víctima es una ahijada del futbolista. La pena a la que se expone Fabbro es de hasta 20 años de cárcel, entre otros datos consignados en el documento y que fueron trascriptos por ABC Color.

Solamente la justicia argentina podrá determinar qué grado de veracidad tiene la denuncia contra el jugador. 

De momento, Fabbro es oficialmente catalogado como un delincuente internacional.

Otra denuncia en Paraguay está en proceso

Además del proceso por abuso sexual originado en Argentina contra el futbolista Jonathna Fabbro, este también soporta otra denuncia por el mismo crimen, pero en Paraguay.

El caso está a cargo de la fiscala Carla Rojas, de la Fiscalía Barrial N° 2 del barrio Herrera de Asunción.

Según había declarado a la prensa la representante del Ministerio Público, se trata de una denuncia por supuesto abuso sexual de una niña de 5 años.

La denuncia fue formalizada el 1 de noviembre pasado por la madre de la supuesta víctima. 

De acuerdo con los datos, el hecho habría ocurrido hace ya dos años y recién ahora salió a luz, en coincidencia con el otro sonado caso que se desató en Argentina.

La fiscala dijo que, así como la niña que habría sido víctima en Argentina, la del caso en Paraguay también es una pariente política del deportista.

En Paraguay, una imputación por abuso sexual en niños tiene una expectativa de pena de 5 años a 10 años de cárcel y también la justicia de nuestro país podría llegar a pedir la extradición del volante para ser juzgado por este suceso.

De momento, el Ministerio Público de Paraguay sigue recolectando elementos para formular una eventual imputación o descartar un procesamiento penal.

Sobre este punto, hay varias diligencias que aún se deben hacer, seguramente para tratar de corroborar la versión de la denunciante, ya que la supuesta víctima tenía apenas 3 años cuando habría ocurrido el abuso.

No tiene orden de detención

La Oficina Central Nacional de Interpol en Paraguay confirmó que, al menos por esta última denuncia radicada en la Fiscalía del barrio Herrera, el jugador Jonathan Fabbro aún no tiene una orden de captura.

Sin embargo, debe ser detenido cuando pise suelo paraguayo, por la otra causa.

ileguizamon@abc.com.py