IPS: “Directivos no dan la cara”

Las carencias en el Instituto de Previsión Social son constantes ya sea por la falta de medicamentos o de camas para los asegurados, que mensualmente “aportan” y a la hora de la verdad no reciben una atención adecuada por parte de la previsional.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/7RGPVJAYEJBCTNKAEIOCBBECRU.jpg

Días atrás trascendió el caso de unos recién nacidos que eran mantenidos en una sola incubadora, dando –una vez más- una imagen lamentable sobre la atención médica en el Instituto de Previsión Social (IPS). Tras este episodio, el Dr. Hugo Enciso, jefe del Servicio de Neonatología, rompió el silencio asegurando que los reclamos por parte de los médicos de dicha unidad y la de Obstetricia no son atendidos por parte de la gerencia. “Estamos preocupados porque no existe un acercamiento por parte de las autoridades para hablarnos sobre una planificación”, manifestó el galeno.

Agregó que “molesta que no exista alguien que se dedique a solucionar estos problemas”, ya que desde hace tiempo se vienen arrastrando sin visos de solución. “Somos nosotros los que debemos lidiar con el malestar de los familiares, con órdenes judiciales que nos vienen para conseguir atención e incluso amenazas; los directivos no están mostrando la cara como nosotros”, cuestionó.

En este sentido, explicó que el caso de los niños en una sola incubadora es una muestra de las condiciones en las que deben trabajar. “Nosotros no podemos hacer una omisión de auxilio, tenemos que trabajar con lo que tenemos. Se torna desesperante para los médicos”, enfatizó.

Aclaró, sin embargo, que pese a lo evidenciado en esa fotografía, esta situación se dio sólo por unos minutos. Aseguró que los pequeños permanecieron sólo de forma transitoria en la incubadora para estabilizarlos tras el nacimiento, considerando que en ese momento hubo siete partos en simultáneo.

Así, indicó que los reclamos por el hacinamiento “son continuos y tendientes a aumentar” en los servicios de Neonatología y Obstetricia. “Todos los días tenemos sobrepasada nuestra capacidad”, subrayó.

Sugirió como posible solución, la búsqueda de más convenios con sanatorios privados ya que el proceso de compra por vía de la licitación resulta bastante burocrático. Actualmente trabajan con el Sanatorio San Sebastián, que provee de siete unidades, pero esto resulta “insuficiente para la demanda del hospital central”, reconoció.

El servicio de Neonatología recibe recién nacidos de asegurados de todo el país. Considerando que el costo de una internación en terapia intensiva tiene generalmente es elevado, asegurados que en principio recurren a sanatorios privados por la premura, finalmente vuelven a pedir que el IPS los “rescate”.

Enciso lamentó además que no exista un acercamiento con el Ministerio de Salud para atender en forma conjunta a los pacientes. Señaló que esta podría ser otra eventual salida. “Sería necesario que se trabaje en base a un acuerdo con el Ministerio de Salud conjuntamente de tal forma a que nosotros le podamos proveer de insumos y ellos puedan ayudarnos con terapia intensiva cuando se requiera. Acercamiento lo que falta (sic)”, dijo.

Cuestionó además la actitud de los funcionarios de la cartera sanitaria, que apenas se enteran de que están atendiendo a un asegurado del IPS, “buscan desligarse lo antes posible”, exigiendo su inmediato traslado a la previsional pese a la conocida saturación en los servicios.

Una vez más, recordó que la consigna de los médicos es salvar vidas. “Tenemos que buscar la manera de salvar la vida de los pacientes y a veces no de forma muy adecuada, como ocurrió en el caso de la utilización de una sola incubadora. Son medidas que uno a veces toma para evitar la omisión de auxilio”, justificó.

El testimonio del Dr. Enciso parece cobrar mayor sentido y veracidad al considerar los intentos infructuosos de establecer comunicación con los directivos de la previsional, tras insistentes llamados y gestiones para obtener su versión.