“13 vidas”: una crónica cautivadora de una hazaña imposible

El director Ron Howard presenta un excelente drama de supervivencia a la altura de su clásico “Apolo 13″, con la historia de un operativo de rescate monumental en las montañas de Tailandia.

13 vidas película Colin Farrell
Amazon Studios

(Disponible en Amazon Prime Video)

El cineasta Ron Howard rebota luego de la tediosa Hillbilly, una elegía rural para recordarnos por qué su nombre lleva décadas en vigencia. Howard es el tipo de director que depende mucho de la calidad del guion con que trabaja y difícilmente pueda elevar un mal guion por encima de su nivel de calidad, pero cuando trabaja con material que de por sí ya es sólido, los resultados siempre son para el aplauso.

13 vidas es una dramatización de los esfuerzos para rescatar a 12 niños y su entrenador de fútbol que quedaron atrapados en una cueva inundada en Tailandia a mediados de 2018, esfuerzos encabezados por la Marina tailandesa y un par de experimentados buceadores británicos.

En 13 vidas, Howard saca energías de la misma fuente dramática que alimentaba su excelente Apolo 13, desplegando en pantalla toda la magnitud de la crisis de forma didáctica y ágil, y obligando a los rescatistas a idear soluciones a problemas aparentemente imposibles. Howard entiende el simple pero potente placer de ver a gente experta en lo que hace lograr grandes hazañas de ingenio e ingeniería en pantalla, y su dirección del robusto guion de William Nicholson tiene la firmeza y seguridad de un par de manos tan experimentadas como las de los buzos que interpretan Viggo Mortensen y Colin Farrell.

Lea más: Prime Video: los estrenos de agosto en Paraguay y Latinoamérica

Y aunque gran parte del foco de la película está puesto en los protagonistas occidentales Richard Stanton (Mortensen) y John Volanthen (Farrell), a quienes luego se les suman otros rescatistas con los que acaban ideando el peligrosísimo plan de rescate final, la película hace un buen y equilibrado trabajo a la hora de enfatizar el protagonismo igualmente clave de los rescatistas de la Marina tailandesa, el gobernador de la región que tomó cargo político de la situación, los voluntarios que trabajaron semanas para intentar desviar el agua de la montaña sobre las cuevas para ralentizar las inundaciones en las cavernas, e incluso los granjeros que sacrificaron sus cosechas al permitir que sus campos sean inundados por el agua desviada.

Howard y Nicholson lo retratan con un equilibro casi perfecto de dramatismo hollywoodense con pragmatismo realista, de modo que los momentos de triunfo logístico y catarsis emocional golpean fuerte sin sentirse excesivamente azucarados, y manteniendo un buen balance en el zigzag constante entre tensión y alivio.

Las angustiantes y claustrofóbicas escenas de buzos arrastrándose por pasajes estrechos de piedra de kilómetros de longitud a merced de la duración de las baterías de sus linternas y la capacidad de sus tanques de oxígeno se sienten interminables, pero la película en sí hace pasar con una sorprendente sensación de rapidez sus dos horas y media de duración, un testamento más de lo afinado que está el guion y los instintos narrativos de Howard.

Tensa, atrapante y conmovedora, 13 vidas es un drama de supervivencia intachable.

Calificación: 4/5

--------------------------------------------------------------------------------

13 VIDAS

Título original: Thirteen Lives

Dirigida por Ron Howard

Escrita por William Nicholson

Producida por Ron Howard, William M. Connor, Brian Grazer, Karen Lunder, Gabrielle Tana y P.J. van Sandwijk

Edición por James Wilcox

Dirección de fotografía por Sayombhu Mukdeeprom

Banda sonora compuesta por Benjamin Wallfisch

Elenco: Viggo Mortensen, Colin Farrell, Joel Edgerton, Tom Bateman, Paul Gleeson, Teeradon Supapunpinyo, Sahajak Boonthanakit, Theerapat Sajakul, Sukollawat Kanarot, Thira Chutikul, Pasakorn Hoyhon, Pattrakorn Tungsupakul, Josh Helman, Zahra Newman

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.