Piden prisión del joven que habría matado a golpes a su concubina

El joven de 24 años acusado de matar a golpes a su pareja, el pasado domingo, fue procesado por el Ministerio Público por feminicidio. Además, la fiscala Carolina Rosa Gadea, quien investiga el crimen, solicitó al juzgado que se ordene la prisión preventiva del sospechoso identificado como Mohamed Kamel Alloul Candia.

El cuerpo de la víctima fue arrojado de una pendiente, por lo que tuvo que ser rescatado pot bomberos voluntarios.
El cuerpo de la víctima fue arrojado de una pendiente, por lo que tuvo que ser rescatado pot bomberos voluntarios.

Alloul Candia surge como el principal sospechoso del asesinato de su pareja Carolina Marecos Samudio (27). El crimen ocurrió el domingo pasado aunque el hecho se descubrió recién ayer con la detención del presunto criminal y el hallazgo del cuerpo de la víctima.

Según la investigación, hace dos meses que la víctima y victimario iniciaron la relación amorosa, hasta que hace 10 días decidieron juntarse y se fueron a vivir a la casa de los padres del muchacho, en un inmueble ubicado en el barrio Las Carmelitas de Ciudad del Este.

Refieren los datos, que el domingo pasado los jóvenes almorzaron en el lugar con los demás integrantes de la familia, luego a las 13:00 horas aproximadamente salieron del lugar y supuestamente se dirigieron hasta un parque ubicado en las inmediaciones. Desde esa vez desapareció la mujer y dejó de contestar mensajes y llamadas de sus hermanas.

El martes último, en horas de la mañana, Reinaldo Marecos López, papá de la chica, se apersonó hasta la vivienda de los padres de Mohamed a preguntar por su hija. Al no obtener respuesta sobre el paradero de Carolina, el hombre radicó la denuncia de la desaparición de su hija.

Lea más: Nuevo caso de feminicidio en Ciudad del Este

Al mismo tiempo, Mohamed era buscado por sus familiares. El mismo fue encontrado en la terminal urbana de ómnibus, aparentemente con la intención de escapar de la ciudad. Uno de sus hermanos lo convenció para regresar a la casa, manifestándole que autoridades policiales querían hablar con él.

Una vez de regreso a la vivienda, los agentes del orden consultaron al joven sobre el paradero de su pareja Carolina Marecos. El mismo al principio dijo desconocer y luego cayó en varias contradicciones, hasta que finalmente confesó que ese domingo efectivamente salió a caminar con la mujer hacia un sector despoblado, hasta que iniciaron una discusión, que terminó con la violenta muerte de la chica.

Le puede interesar: Allanan vivienda en busca de evidencias en caso feminicidio

El hombre declaró que en aquella oportunidad, tras la disputa verbal, supuestamente se apoderó de una piedra con la cual presumiblemente atacó y golpeó varias veces en la cabeza a la víctima, hasta matarla. Dijo que posteriormente arrastró el cadáver y lo arrojó en una zanja boscosa.

Luego del relato, los intervinientes preguntaron al sospechoso el sitio de referencia. El presunto homicida accedió a acompañar a los miembros de la fuerza pública y mostró el lugar donde había arrojado el cadáver de su conviviente.

Seguidamente, los investigadores comunicaron el hecho al Ministerio Público y la fiscala de turno Carolina Gadea y su comitiva se trasladaron hasta la escena del crimen para la intervención de rigor. Al considerar los elementos incriminatorios, la fiscala Carolina Gadea abrió el proceso penal contra el presunto autor del feminicidio y solicitó al Juzgado Penal de Garantías que decrete su prisión preventiva.

Sufrió 13 heridas

La médica forense Ramona García inspeccionó el cadáver y diagnosticó como causa de muerte “traumatismo de cráneo producido con arma contundente”. La profesional constató 13 heridas en la cabeza y el rostro de la víctima, quien tuvo hundimiento total de la masa encefálica, según el escrito de imputación.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.