“El crimen organizado sigue avanzando, mientras el combate está muy por detrás”

CIUDAD DEL ESTE. El crimen organiza sigue avanzando a pasos agigantados en la frontera, dejando muy por detrás al combate que se realiza desde las instituciones de orden. El analista brasileño Luciano Stremel Barros detalló sobre cómo se da el avance de los criminales en estas regiones y dio recomendaciones para hacer frente a este problema. Fue durante el foro internacional que se desarrolló en esta capital departamental.

Luciano Stremel Barros durante su disertación en el foro sobre el crimen organizado.
Luciano Stremel Barros durante su disertación en el foro sobre el crimen organizado.abc color

“Convergencia del Crimen Organizado del Brasil con el de Paraguay. Casos emblemáticos descubiertos”, fue otro de los temas desarrollados este jueves, en el Foro Internacional sobre la cooperación entre Argentina, Brasil, Paraguay y Estados Unidos en la lucha contra el crimen organizado, lavado de dinero y las criptomonedas.

Esta exposición estuvo a cargo de Luciano Stremel Barros, presidente del Instituto de Desarrollo Económico y Social de Fronteras (IDESF), con sede en Foz de Iguazú (Brasil), quien hizo énfasis en el avance de las organizaciones criminales en la fronteras de su país con Paraguay. Mencionó que las bases que dan sustentabilidad a las diversas modalidades del crimen organizado es el lavado de dinero.

Lea más: Crimen organizado, lavado de dinero y criotomonedas temas centrales de foro internacional

Comentó que en el 2017, en un periodo de cuatro a cinco meses, siguieron las incautaciones de grandes volúmenes de cargas ilícitas en el Brasil. Con la proyección de un mapa mostró la ruta que siguió el tráfico armas, de drogas y el cigarrillo.

“Los caminos utilizados por los criminales son exactamente los mismos, también vemos que la ruta del cigarrillo qué es el producto que más se contrabandea. ¿Pero qué es lo que necesitamos más para resolver este problema?”, se preguntó.

Explicó que claramente se observa que en la frontera entre el estado brasileño de Paraná y el departamento del Alto Paraná, en Paraguay, están las bases logísticas de todo el dinero del lavado; y que luego están la zona de Canindeyú y Amambay, éste último como central de distribución.

Subrayó en que el organigrama del crimen organizado es muy complejo e insistió en que está “muy bien organizado”, agregando que no solo en Paraguay se sufre con el tráfico vinculado a la política, sino que también en Brasil.

Sostuvo que el tráfico de armas y drogas fue creciendo desde la época de los 80, porque se dejó que el crimen sea fluido a partir de la confluencia de las bandas que operan en Brasil. “Quizás exportamos esto no solo para el Paraguay, sino para la Argentina y otros países, entonces a partir de la unión de estas bandas criminales ellos están mucho más fuertes y es un verdadero baño de sangre”.

Hizo una cronología de los grupos y sus cabecillas que fueron operando en las zona fronterizas en una línea de tiempo desde 1997, con la llegada de Fernandinho Beira-Mar al Paraguay, para luego citar a otros como Jorge Rafaat. Rememoró el inolvidable “caso Prosegur” que tomó por asalto una parte de Ciudad del Este, una situación similar que se vivió recientemente en el municipio brasileño de Guarapuava.

“Estos casos emblemáticos demuestran que el crimen sigue avanzando y que estamos muy atrás de ellos. Cuándo vamos a ser proactivos, estar el frente, debemos trabajar en la prevención”, reflexionó.

Dio datos alarmantes sobre la extrema violencia en las fronteras brasileñas, que de cada 100.000 habitantes 17 mueren en medio de la guerra del crimen. Son números elevados de zonas donde está instalado el crimen organizado. Brasil tiene frontera con diez países.

Por otra parte, se refirió a lo que gasta el gobierno de su país para investigar hechos como el contrabando. “16.800 procesos fueron abiertos en el 2016, de los cuales un promedio de 50 por día fueron de casos de contrabando. Cada investigación cuesta aproximadamente 40.000 reales (unos G. 50 millones), algunos cuestan mucho más”. En ese contexto consideró nuevamente la prevención.

Lea también: Invitados internacionales sorprendidos por plantón de la Corte en foro sobre crimen organizado

Calificó al Comando Tripartito con un grado de eficiencia, pero al que se le debe prestar más atención y ver qué necesita para que sea más eficientes en término de cobertura jurídica, a fin de que puede crecer y a la vez hacer frente a sus problemáticas.

También destacó la cooperación entre Brasil y Paraguay que ha logrado resultados positivos en sendos operativos.

Finalizó dando recomendaciones para avanzar en combate al crimen, primeramente indicando de que es necesario una mayor agilidad en la difusión de la información entre los países vecinos, incrementar los controles a las casas de cambio y crear un banco común de datos sobre grupos criminales que permitan identificar rápidamente las acciones criminales.

Habló de la importancia de invertir en tecnología como cámaras de vigilancia que tengan la habilidad de reconocer los números de chapa de los vehículos y en un rastreo de las redes sociales de las bandas criminales.

“La cooperación e integración, esto para mí es fundamental en una lucha incesante a la corrupción, en esto tenemos que ser implacables si queremos avanzar, construir un diálogo diplomático y fortaleciendo”.

El evento se desarrolló en el rectorado de la Universidad Nacional del Este, en Ciudad del Este.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.