Detenidos tras robar G. 12 millones, pero el dinero no fue encontrado

Dos jóvenes fueron aprehendidos por agentes del Grupo Lince luego de supuestamente asaltar un local de materiales de construcción ubicado sobre la avenida Fortín Toledo de Ciudad del Este. Uno de los capturados es un exempleado de la víctima. Los delincuentes se alzaron con un botín superior a G. 12 millones, monto que no fue recuperado por los intervinientes.

Los dos presuntos motochorros fueron trasladados a la Comisaría 22ª del barrio Don Bosco.
Los dos presuntos motochorros fueron trasladados a la Comisaría 22ª del barrio Don Bosco.

Los detenidos por el robo agravado fueron identificados como Ricardo Troche Orué (21) y un adolescente de 17 años, este último exempleado de Olga Fleitas, dueña del local asaltado.

Lea más: Así reaccionaron las víctimas de motochorros para detener a uno de los asaltantes

Fleitas relató que los delincuentes llegaron al sitio a bordo de una motocicleta y se bajó el acompañante apuntándole un revólver en la cabeza, anunciando que se trataba de un asalto. Luego, el bandido la condujo hasta la cocina donde se encontraba la hija de 4 años de la víctima jugando con una vecinita.

La víctima dijo que suplicó al bandido para que no asuste a su hija y se vio obligada a entregar la suma de G. 12 millones que tenía para pagar a sus proveedores, además de billetes de baja denominación.

Una vez consumado el robo, el asaltante salió del local y huyó con su cómplice que lo esperaba afuera en la motocicleta.

Posteriormente, se hicieron presentes en el lugar agentes de la Comisaría 22ª del barrio Don Bosco y reportaron a través del sistema radial de la Policía Nacional las características de los asaltantes y de la motocicleta.

Lea también: Delincuentes toman por asalto un conocido hotel de Ciudad ...

Las informaciones permitieron que agentes del Grupo Lince interceptaran a los sospechosos sobre la avenida Perú casi avenida República de Cuba, a unos 1.500 metros del lugar asaltado.

En el momento de la inspección encontraron en poder de Ricardo Troche Orué un arma de fuego calibre 38, la suma de G. 226.000 y el celular de la víctima, pero llamativamente el botín de G. 12 millones que habrían robado no fue recuperado.

La motocicleta era guiada por el menor de edad, quien hasta hace algunos meses trabajaba en el negocio asaltado como un “empleado de confianza”, a decir de la denunciante.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.