Alemania reforzará las alertas tras las carencias detectadas en inundaciones

BERLÍN. El Gobierno alemán pretende reforzar el sistema de alerta a la población tras las carencias detectadas para avisar de la inminencia de las devastadoras inundaciones que han afectado al oeste del país y que causaron al menos 170 muertos.

Los residentes limpian los escombros del camino después de que las fuertes inundaciones del río Erft causaron una gran destrucción en la aldea de Bad Muenstereifel, distrito de Euskirchen, Alemania.
Los residentes limpian los escombros del camino después de que las fuertes inundaciones del río Erft causaron una gran destrucción en la aldea de Bad Muenstereifel, distrito de Euskirchen, Alemania.SASCHA STEINBACH

El ministro de Interior, Horst Seehofer, dijo que se intentará introducir un sistema de alerta a través de mensajes de texto a dispositivos móviles que complete los mensajes digitales y acústicos después de que se pusiera en entredicho el sistema vigente de alarmas.

Seehofer dijo que confía en que el sistema de alerta por mensajes de texto (SMS) pueda estar en vigor antes de las elecciones generales del 26 de septiembre si se consigue demostrar que es técnicamente viable.

Aunque el Servicio Alemán de Meteorología hizo más de 150 advertencias entre el lunes y el miércoles de la semana anterior, las inundaciones provocadas por fuertes y constantes lluvias sorprendieron a muchas personas en sus casas y las alarmas no llegaron hasta ellas.

El ministro del Interior admitió que el sistema de sirenas con el que está dotado aún el territorio ha sido parcialmente desmontado en los últimos años y que prueba de ello es el fracaso con el que se saldó en 2020 el primer simulacro de emergencia nacional desde la reunificación del país, hace treinta años.

El pasado 10 de septiembre estaba previsto que sonaran las sirenas, se alertara a la población por altavoz, se interrumpieran emisiones de radio y televisión, se enviaran mensajes a través de las redes sociales y las aplicaciones móviles oficiales emitieran avisos, una vez el sistema modular de alerta (MoWaS) de la Oficina Federal de Protección Civil (BKK) se hubiera activado.

Pero ni la aplicación móvil ni el sistema modular emitieron sus alertas a la hora prevista y, por ejemplo en Berlín, no sonaron las sirenas, pero no por un fallo técnico sino porque la capital ya no dispone desde 1990 de este tipo de equipos debido a la densidad poblacional, que imposibilitaría delimitar una advertencia a un solo distrito.

El ministro del Interior admitió que con el desmantelamiento de la red de sirenas "Alemania ha salido perdiendo" y explicó que la prometida nueva prueba de los sistemas de alerta, que se iba a hacer este año, no se llevará finalmente a cabo porque no existen garantías de éxito.

Seehofer se mostró partidario de que el sistema de alerta a la población esté formado por una mezcla de avisos mediante sirenas y otros dispositivos, tanto analógicos como digitales.

Autoridades de algunas de las poblaciones afectadas estos días por las inundaciones reconocieron que las alertas por vía digital en caso de una catástrofe como la acaecida pueden no llegar a algunas zonas y tampoco ser advertidas por algunos ciudadanos, como los de más edad no habituados a utilizar dispositivos móviles.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05