Alemania mira con “preocupación” a Paraguay

BERLÍN. El Ministerio alemán de Asuntos Exteriores se mostró “preocupado” por la situación en Paraguay tras la destitución de su presidente, Fernando Lugo, aunque espera que se alcance una “solución aceptable” en el país latinoamericano.

En un encuentro rutinario con medios de comunicación, el portavoz de Exteriores, Andreas Peschke, explicó que “Alemania y Europa miran con preocupación el desarrollo” de los acontecimientos en Asunción y el malestar que han generado en la región.

Con estas palabras se refería a la retirada de los embajadores de Ecuador, Venezuela, Uruguay, Chile, Colombia y Perú de Asunción y a la suspensión de Paraguay para la próxima cumbre de Mercosur, prevista para final de mes.

El portavoz de Exteriores abogó por mantener la cautela y apostó porque el país encuentre una “solución aceptable” a su actual conflicto político.

La destitución de Lugo por el Parlamento paraguayo se produjo el pasado sábado, justo cuando se encontraba de visita en el país el ministro alemán de Cooperación, Dirk Niebel. Éste aseguró tras asistir en directo al proceso político contra Lugo y al nombramiento como sucesor en la presidencia del Gobierno de Federico Franco que, “en una primera impresión”, no había observado ningún hecho “inconstitucional”.

El Gobierno alemán toma su relato como punto de partida para trabar la composición de lugar de lo que está sucediendo en Paraguay, explicó Peschke.

Lugo, que fue destituido por el Congreso tras ser sometido a un juicio político por mal desempeño en sus funciones, aseveró hoy ante la prensa que ha sido víctima de un “golpe de Estado parlamentario” y que el Gobierno de Franco carece de legitimidad.

De hecho, tiene previsto acudir en representación de Paraguay a la cumbre de Mercosur, prevista para los próximos días 28 y 29 en Mendoza (Argentina).

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD