Irlanda expresa su “preocupación” por acuerdo UE-Mercosur

BRUSELAS. Irlanda expresó a la Comisión Europea su “preocupación” por el desarrollo de las negociaciones entre Mercosur y la Unión Europea (UE), advirtiendo de las “consecuencias” para el sector vacuno europeo.

“He seguido con creciente preocupación los recientes acontecimientos en las negociaciones entre la UE y Mercosur, y lo que parece ser la creciente cercanía de un acuerdo desequilibrado”, escribe el ministro irlandés de Agricultura, Michael Creed, en una misiva fechada el 7 de junio.

Creed advierte al comisario europeo de Agricultura, el también irlandés Phil Hogan, de las “consecuencias potencialmente muy negativas para la agricultura de la UE y, en particular, para el sector de la carne de vacuno” y pide que no se hagan “otras concesiones” en este sector.

El ministro irlandés urge a la UE a “garantizar la coherencia política (...) con su responsabilidad en materia de cambio climático, velando por que no se permita un aumento de la importación de carne de vacuno procedente de socios comerciales que produzcan de manera menos sostenible”.

PUBLICIDAD

Preguntado por esta carta, la Comisión rechazó realizar comentarios.

La inquietud irlandesa se une a la de los productores de carne de vacuno franceses, que recientemente dieron la voz de alarma a fines de mayo después de unas declaraciones de la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, quien señaló que la UE y Mercosur “se acercan” a un acuerdo.

Días después, la Comisión Europea se vio obligada a rebajar las expectativas cuando los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y Brasil, Jair Bolsonoro, hablaron de un acuerdo “inminente” tras reunirse bilateralmente en Buenos Aires el 6 de junio.

Alcanzar un acuerdo es “difícil, pero estamos trabajando duro en esa dirección”, aseguró el martes el titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en un encuentro organizado por el medio Politico Europe.

La UE y los países del Mercosur -Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay- iniciaron en 1999 sus negociaciones de cara a un acuerdo de libre comercio a ambos lados del Atlántico, que estuvieron suspendidas entre 2004 y 2010.

Algunos de los escollos en los últimos meses de negociación han sido las reclamaciones europeas en asuntos como los vehículos o las autopartes, las indicaciones geográficas, los servicios marítimos y los productos lácteos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD