Vegetación devastada y 60 pobladores afectados tras incendio forestal

El gran incendio forestal que arrasó este fin de semana con la reserva Tres Gigantes, del Pantanal paraguayo, no solo acabó con la vegetación y numerosos animales: la intensa humareda generada también afectó a unos 60 pobladores, que tuvieron que ser atendidos por personal del Ministerio de Salud. Tras más de dos días de trabajo, aún queda un foco de fuego sin ser controlado.

Un guardaparque en la ardua tarea de sofocar los focos del incendio que terminó por quemar toda la reserva Los Tres Gigantes.
Un guardaparques lucha para sofocar los focos del incendio en el Pantanal paraguayo.Archivo, ABC Color

El titular de la Secretaría de Emergencia Nacional, Joaquín Roa, destacó que el 70% del fuego ya fue extinguido y esta mañana, con las primeras luces del alba, el personal seguirá trabajando para acabar con el último foco de fuego que queda. Desde el sábado, se encuentran trabajando bomberos voluntarios, personal de la Fuerza Aérea y de la Naval, junto con funcionarios del Ministerio del Ambiente y de la SEN.

Lea también: Fuego devasta reserva Tres Gigantes

Roa destacó que la intensa humareda afectó a 60 pobladores de las zonas urbanas, quienes sufrieron afectación en los ojos y vías respiratorias, por lo que tuvieron que ser asistidos por personal del Ministerio de Salud que viajó hasta el territorio chaqueño. Todos recibieron la medicación necesaria y se encuentran ya fuera de peligro.

PUBLICIDAD

El titular de la SEN también detalló que el factor determinante para lograr controlar las llamas fue el cambio de dirección del viento. Según explicó, a raíz de ello, las llamas volvieron al mismo territorio ya consumido y, al no encontrar más materiales inflamables, se facilitó su extinción.

Lea más: Incendios disminuyeron en Alto Chaco, pero siguen con varios focos

PUBLICIDAD

El gran incendio forestal, que ya arrasó con aproximadamente 21.000 hectáreas, se inició el viernes por la noche y hasta el momento aún no se han determinado las causas. Al respecto, Roa aseguró que trabajarán con los bomberos para llegar hasta el origen.

Asimismo, destacó que el impacto en el ambiente fue devastador y personal del Mades y de Guyra Paraguay van a ir realizando la evaluación. Según declaraciones brindadas ayer por ambas instituciones, centenares de animales silvestres, principalmente serpientes, tortugas y pequeños roedores, habrían muerto por no poder huir rápidamente de las llamas.

Por otra parte, admitió que no cuentan con equipamiento aéreo para combatir grandes incendios forestales. Aseguró que con el presupuesto del año que viene intentarán incluir un fondo para adquirir un avión con tanque y la capacitación necesaria para el personal, teniendo en cuenta que cada año la inconsciencia ciudadana genera grandes e incontrolables incendios en todo el país.

Nota relacionada: Incendio en el Pantanal: unas 21.000 hectáreas fueron consumidas

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD