Senadoras repudian comunicado de la UC que califica a Kriskovich como víctima de hechos delictivos

Las senadoras Lilian Samaniego (ANR), Esperanza Martínez (Frente Guasu) y Mirta Gusinky (ANR), integrantes de la Comisión de Equidad y Género, brindaron este jueves una conferencia de prensa en la cual repudiaron el comunicado de la Universidad Católica sobre el caso María Belén Whittingslow y advirtieron que no bajarán la guardia hasta conseguir justicia para la joven.

La senadora Mirta Gusinky (ANR), Mónica Castañe (mamá de Belén Whittingslow) y las senadoras Lilian Samaniego (ANR) y Esperanza Martínez (Frente Guasu).
La senadora Mirta Gusinky (ANR), Mónica Castañe (mamá de Belén Whittingslow) y las senadoras Lilian Samaniego (ANR) y Esperanza Martínez (Frente Guasu).Celso Ríos

Las legisladoras coincidieron en afirmar que sentían indignación por el comunicado emitido por la Universidad Católica en que califican a Cristian Kriskovich, miembro de su cuerpo docente, como “víctima de hechos delictivos” cuando, según afirman las senadoras, él es “responsable”.

En una conferencia brindada en la sala de prensa del Senado, las senadoras Lilian Samaniego, Esperanza Martínez y Mirta Gusinky manifestaron su repudio a las declaraciones de la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción” sobre el caso María Belén Whittingslow, quien tuvo que exiliarse en Uruguay. Allí estuvo presente la madre de la denunciante, Mónica Castañe. Lamentaron el supuesto encubrimiento tanto de parte de la UC como de la Iglesia católica al acusado de acoso Cristian Kriskovich.

“Dijeron (en el comunicado) que están preocupados por nuestra postura. Quiero ratificarme en que mi posición es esta: estoy indignada por este comunicado, que la UC apañe a una persona que es como mínimo sospechosa de cometer acoso sexual a la señorita María Belén Whittingslow”, afirmó la senadora Lilian Samaniego.

Criticó a la universidad, pues, dijo, “tenía que ser el ejemplo y pedirle como mínimo (a Kriskovich) que se aparte de ser integrante del Consejo de la Magistratura y del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), por donde pasan los fiscales y jueces que están juzgando el proceso en el cual él está siendo acusado hace cuatro años”.

Indicó que está segura de los hechos, pues personalmente leyó los mensajes que enviaba Kriskovich a María Belén. Los mensajes a los que hace referencia fueron supuestamente enviados por Kriskovich cuando era profesor de la denunciante en la Universidad Católica y su contenido era de alto tenor sexual.

En los mensajes, Kriskovich pedía a la joven que se pusiera disfraces obscenos, le decía que quería tener relaciones sexuales “contra la pared” con ella, la invitaba a tomar whisky a su oficina y le pedía que fuera su amante. Algunos de los mensajes que María Belén conserva como prueba dicen: “La verdad que creo que te escondiste hoy. ¿No te gustó verme? ¿Te latía más fuerte el corazón? Te diste la vuelta y te fuiste. Y yo quería saludarte. Estás más flaca. Linda. ¿Por qué me tenés miedo? Y digamos que los dos somos famosos. Y yo te protejo y vos no me amás”.

Para la Justicia estos mensajes no fueron más que un “galanteo”.

“María Belén acudió a la Comisión de Equidad de Género buscando resguardo. Hoy está fuera del país porque hasta ahora no encuentra justicia debido al tráfico de influencia que utiliza el doctor Kriskovich en todos estos estamentos”, lamentó Samaniego.

“No tendría que estar ahí”

Recordó que Kriskovich debe estar en los estamentos judiciales hasta marzo del año que viene, pero resaltó que, en realidad “no tendría que estar ahí, desde el momento que está siendo acusado tendría que apartarse por ética”.

Repudió al miembro del JEM porque, según dijo, “está haciendo uso de su jerarquía para tener tráfico de influencia en el sistema judicial”.

Recordó también que hace unas semanas las senadoras fueron a pedir audiencia al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Jiménez Rolón, quien las recibió y les dijo que en una semana tendrían una respuesta para demostrar “que María Belén primero no fue convocada por la jueza para defenderse y, segundo, que no se puede tener a mano el expediente porque María Belén, increíblemente, no tiene derecho a tener un abogado”, lamentó Samaniego.

Repudió que Cristian Kriskovich “usa su jerarquía incluso ante los ministros de la Corte”, y enfatizó que la universitaria sigue contando con el apoyo de las senadoras.

“Lamentamos que la UC y la Iglesia católica, donde tienen que enseñar valores de ética y dignidad, estén apañando a esta clase de personas. El Senado en su momento había hecho una declaración y había solicitado por mayoría al doctor que renuncie a su cargo, pero no lo hizo hasta hoy, y no creo que lo haga con este tipo de respaldo que lamentamos”, afirmó Lilian Samaniego.

Piden clarificar proceso

Esperanza Martínez, por su parte, enfatizó que lo único que piden al presidente de la Corte es “que se clarifique si el procedimiento que utilizó la jueza para declarar en rebeldía y declarar la prisión de Belén cumple con los mandatos establecidos en las leyes vigentes o ha sido un abuso, porque si fue abuso, es evidente que fue en complicidad con la persona que está ligada a estos hechos sindicados como abuso”, precisó la senadora del Frente Guasu.

Desafió a la Universidad Católica a “sentarse con las senadoras, el cuerpo directivo y la prensa a leer todos juntos los mensajes de texto del celular de Belén, si quieren sacarse el mote de ser la que ha encubierto a abusadores dentro de su propia institución”.

“Si tienen ese coraje, les vamos a respetar este comunicado; si no, parece simplemente un apañamiento de los amigos del poder”, enfatizó Martínez.

Dijo por último que, haya sido antes o después del caso de supuesta compra de notas, “ese es otro problema, si existió el hecho, (Kriskovich) es un abusador y tiene que ser castigado”, aseveró.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD