Abogado penalista reconoce que Policía puede usar la fuerza “pero no para transgredir la ley ni humillar”

Tras los videos viralizados de los linces humillando a quienes incumplen la cuarentena, el abogado penalista José Casañas Levi señaló que la Policía tiene atribuciones para utilizar la fuerza y hacer cumplir las normativas. “Puede aprehender, llevarle a la comisaría, llevarle a su casa; lo que no puede hacer es transgredir la ley. Trasgredir la ley es humillarle a una persona, hacerle hacer ejercicios, esas son conductas que transgreden su atribución y eso no hay que permitir”, indicó.

Agentes del Grupo Lince ordenaron cuerpo a tierra a tres infractores de la cuarentena.
Agentes del Grupo Lince ordenaron cuerpo a tierra a tres infractores de la cuarentena.Gentileza

Ayer se dieron a conocer grabaciones de policías del Grupo Lince sobre las intervenciones realizadas para aprehender a personas que incumplen las restricciones dictadas por el Gobierno para evitar la expansión masiva del COVID-19 en el país. Muchos ciudadanos en redes sociales celebraron este actuar y otros se opusieron, mientras que el ministro del Interior, Euclides Acevedo, aplaudió esta actitud.

Lea la nota completa: Los “linces” ganan popularidad humillando a irresponsables que violan la cuarentena

Al respecto, el abogado José Casañas Levi, especialista en derecho penal, manifestó que aunque parezcan graciosas dichas actuaciones, se está incumpliendo la ley. “La Policía tiene las atribuciones suficientes en el artículo 175 de la Constitución, en su Ley Orgánica 222, para utilizar la fuerza; de hecho, es la única institución que puede emplear fuerza en representación del Estado para hacer cumplir las normativas. Puede aprehender, puede llevar a la Comisaría, puede llevarle a su casa (...) Lo que no puede hacer es transgredir la ley. Transgredir la ley es humillarle a una persona, hacerle hacer ejercicios, tirarle al piso cuando no es necesario, esas son conductas que transgreden su atribución”, explicó.

“Eso no hay que permitir, aunque a mí me parezca simpático, aunque satisfaga mi morbo, aunque me parezca bien que esos tontos que transgredieron la norma sean humillados, aunque a mí me parezca eso como ciudadano, eso no se puede hacer porque nosotros también estamos infringiendo la ley, eso hay que entender”, agregó.

PUBLICIDAD

Lea más: Acevedo: “A los inadaptados se los garrotea”

Recordó que el artículo 175 de la Constitución Nacional dice que la Policía es una institución profesional no deliberante. “¿Qué significa eso? El policía no puede decidir quién es culpable y quién es inocente, no tiene esa atribución. Lo que tiene que hacer es reducirle, llevarle y ponerle a disposición del fiscal, ponerle a disposición del juez y que se le aplique la pena que merece, pero no puede decidir ejecutarle, castigarle o sancionarle y tenemos que ser cuidadosos con eso porque es un camino sin retorno, es un círculo vicioso, después nos costó 35 años cortar ese círculo. No podemos entrar en eso aunque nos parezca simpático”, aseveró.

En relación a la gente que aplaude este actuar, respondió que “después cuando el policía pase esa línea y ya no solo le haga hacer payasitos, cuando le patee en la cara o cuando le haga algo más agresivo físicamente y nosotros reclamemos, o a los que hoy les parece simpático reclamen, el policía te va a decir: ‘¿No era que estaban de acuerdo con eso? ¿No era que yo podía decidir que esta persona kachiãi (simpático) respete la ley?’. Y él es igual de kachiãi que el que está infringiendo la ley", acotó.

"Entonces, va a terminar en lo que terminan siempre los círculos de violencia: va a ganar el que es más violento y va a ganar el que está entre más personas. No hay que creer que la gente le va a respetar a la autoridad porque utiliza solo la fuerza violando la ley; no le va a respetar, le va a tener temor en ese momento, pero después va a reaccionar, hay que entender eso, tenemos que avanzar un poquito en nuestro pensamiento crítico o si no estamos retrocediendo”, concluyó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD