Centrales obreras consideran “irrisorio” el monto del bono y advierten sobre una “explosión social” por hambre

Jorge Alvarenga, dirigente de las Centrales Obreras, criticó duramente la ayuda de G. 230.000 que el Gobierno planea dar a las familias. Dijo que la cifra es “una bofetada” y que, en estas condiciones, el Estado se expone a “una explosión social” a causa del hambre.

Centrales obreras expresaron su repudio al "irrisorio" monto del bono para alimentos presentado por el Gobierno.
Centrales obreras expresaron su repudio al "irrisorio" monto del bono para alimentos presentado por el Gobierno.

Como representante de los obreros, el dirigente Jorge Alvarenga consideró “una bofetada” la ayuda del Gobierno que consistirá, según se anunció, en G. 230.000 mensuales por familia.

La transferencia monetaria, según se informó oficialmente, tiene el objetivo de proteger del hambre a familias vulnerables y así paliar las consecuencias económicas de la pandemia.

Para las centrales obreras, este monto de ninguna manera es suficiente para solventar por un mes a una familia con hijos, teniendo en cuenta el aumento de precios de productos de la canasta básica familiar en los supermercados. Es teniendo en cuenta el escenario económico actual que piden que la ayuda sea como mínimo del 50% del salario legal vigente, con exoneraciones de energía eléctrica y agua.

PUBLICIDAD

Lea también: Cómo y dónde acceder a los bonos para alimentos

No habrá tranquilidad

Jorge Alvarenga dijo sentirse decepcionado ante la medida del Gobierno y afirmó que con esta acción lo único que se logrará es impedir la tranquilidad del Estado.

PUBLICIDAD

“Esto puede dificultarse, no hay gente que pueda aguantar con G. 230.000, ¿dónde compramos? Si solo se puede usar en supermercados donde hay sistema electrónico; no estamos hablando de un almacén dónde le podés traer un 200.000 y prometerle otro 200.000 para dentro de 15 días. Es una estupidez”, cuestionó el dirigente sindical en contacto con ABC TV.

Peligro de explosión social

Advirtió que, de seguir con esta práctica, los gobernantes se exponen a que haya una explosión social. “Hablan de que el dinero se dará la primera quincena de abril (...) La gente hoy tiene hambre. Hablan de que la inscripción será por celular. La gente que está en la calle no puede acceder a esto”, lamentó el sindicalista.

Adelantó que este jueves las Centrales Obreras se expedirán en un comunicado advirtiendo al Gobierno sobre lo que acarrearía esta situación.

Lea también: Gobierno anuncia ayuda monetaria para compra de alimentos

“La gente cuando tenga hambre va a tener que salir a la calle. Los comercios aumentaron los precios, ¿qué control hay? Para mí, es una locura. El ministro Joaquín Roa estaba haciendo una excelente gestión, pero con esto están provocando a la gente”, advirtió Alvarenga.

Lamentó que esta medida beneficie solo a los grandes empresarios. “Con esto estamos diciendo a los supermercadistas: ‘ustedes van a seguir vendiendo sus mercaderías’. Mejor hubieran dado el kit antes que esto”, dijo el dirigente social.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD