Importadores y tiendas retail dicen que están en riesgo 40.000 empleos

Los importadores están pasando por un mal momento, situación que pone en riesgo los puestos laborales de unas 40.000 personas, al resentir los golpes a causa del COVID-19. Urgen que se conforme una mesa de trabajo con el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social para elaborar el plan de reapertura.

Importadores y comerciantes urgen una mesa para trabajar en un plan de reapertura y poder volver a vender.
Importadores y comerciantes urgen una mesa para trabajar en un plan de reapertura y poder volver a vender.

Tanto los socios del Centro de Importadores del Paraguay (CIP) como de la Asociación de Importadores y Comerciantes del Paraguay (Asimcopar) están desesperados por la situación actual y lo que pueda pasar en el futuro, ya que están en riesgo miles de puestos laborales como consecuencia de no poder operar.

La Asimcopar es un gremio constituido por tiendas retail del país (locales especializados en artículos para el hogar en general, vestuario y calzados, entre otros) que dan trabajo a 10.000 personas en forma directa y otras 40.000 en forma indirecta. “Hemos concluido que nosotros, al no poder operar, no tenemos posibilidad de hacer frente ya hoy en día a los compromisos con todos los proveedores. Nos vimos obligados a cortar la cadena de pagos, situación que nos solo nos afecta a las empresas que somos parte de este gremio, sino que a las miles de mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas) que son nuestros proveedores y que no están recibiendo pagos también (y las ayudas del gobierno no les son suficiente)”, indican en un comunicado emitido el día de hoy.

Explican que por ende, muy probablemente muchas de ellas tendrán que empezar a despedir gente. “Hasta tenemos conocimiento que muchas de ellas están evaluando el cierre definitivo, considerando que muchas de ellas se endeudaron considerando la venta y cobranzas que tendrían de nuestras empresas retail. Estamos hablando del riesgo de perder los puestos de trabajo de aproximadamente 40.000 compatriotas que es la cantidad aproximada de funcionarios que nuestros proveedores tienen”, añade.

En un comunicado firmado por Umesh Chandiramani y César Martínez, presidente y vicepresidente de Asimcopar respectivamente, expresan en nombre del gremio que se está haciendo el máximo esfuerzo para mantener a los funcionarios. “Lastimosamente esto tiene un límite en el tiempo ya que llevamos varias semanas, y en algunos casos más de un mes sin ingreso de dinero alguno, situación que pone en riesgo la sostenibilidad de esta medida”, advierten. Detalla que vienen sosteniendo costos fijos no solo de funcionarios y cargas sociales, sino también energía eléctrica, agua, telefonía, alquileres, licencias, y en algunos casos intereses bancarios pre pactados antes de esta situación, y tantos otros que son necesarios para el desarrollo de una cadena de locales comerciales.

“Somos la punta de lanza del comercio paraguayo. Atendemos conjuntamente en forma minorista a cientos de miles de clientes al año. Acompañamos las medidas del Gobierno. Hemos hecho de todo para proteger los puestos de trabajo y urgimos se conforme una mesa de trabajo con el MSPyBS para elaborar el plan de reapertura”, añade Giovanni Invernizzi, representante de Asimcopar.

Exponen la preocupación de que no hay una visibilidad clara del futuro a mediano y largo plazo, ya que esta situación traerá consigo una crisis mundial y que también afectará al Paraguay. “En tiempos de crisis, lo esencial en la población es la canasta básica. A la vez manifestamos que contamos con artículos que se deberían considerar como canasta básica, como ser productos para el invierno para bebés y niños, con el invierno en puerta esto se vuelve esencial”, dicen. Los miembros de la Asimcopar destacan que están listos para satisfacer dicha demanda.

“Queremos colaborar con el gobierno y ser parte del plan de reapertura. Cuanto antes esté listo, mejor, así concientizamos de las nuevas prácticas a clientes, colaboradores y proveedores. Estamos preparados para reinventar la experiencia de compra de nuestros clientes ajustándola a las exigencias sanitarias”, agrega Invernizzi.

Cero facturación

A su vez, el presidente del CIP, Neri Giménez, manifiesta que los importadores en Paraguay son de los rubros más afectados en el país porque el consumo es prácticamente nulo, más del 90% de sus asociados están con las puertas cerradas y con un nivel de facturación 0. Y esto genera sobrestock de productos, que representa un alto costo en las empresa.

“Todo producto que se va a traer, especialmente de Asia, Europa o Estados Unidos, tiene una programación previa. Normalmente entra dentro de un programa de compra anual y ese programa indudablemente uno tiene que honrar en su máxima dimensión”, comenta.

Asimismo, a medida que las fábricas en China o Europa están reactivando, exigen el envío de los productos, lo que también genera otro problema y cuello de botella. “Por un lado tenemos la caída del consumo, estamos con sobrestock y tenemos que cumplir con la programación de compras que hemos prometido durante el año. Y esa programación, una vez que se embarca y viene, se tiene que cumplir con los compromisos de pagos, las cartas de crédito a nivel bancario o los giros anticipados que normalmente se realizan”, especifica Giménez.

Y a todo este drama, se suma el de la logística, ya que el río hoy no permite transitar normalmente y eso implica otro sobrecosto.

El titular del CIP reconoce que los productos de electrónica que vienen, siendo el segundo más importante después del petróleo en importación, ya que el año pasado representó una inversión de US$ 700 millones, venían normalmente por vía aérea, con grandes cargueros. Sin embargo, hoy ese transporte también está muy resentido y no se está pudiendo traer con la fluidez necesaria.

Finalmente, el empresario agrega que las industrias que producen los componentes para productos celulares, están complicados, y esto incide en varios factores, como la falta de producción, demoras en los envíos y costos, o aumentos de los precios.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.