Desamparada, pareja de ancianos sobrevive la pandemia en una carpa

Desde hace cuarenta días Florencia Vargas y Francisco Moreno, viven en una carpa instalada en el paseo central la avenida Carlos Antonio López casi Colón, ahí quedaron “atrapados” debido a la cuarentena sanitaria y la imposibilidad de volver a su casa en Encarnación.

Florencia Vargas y Francisco Moreno, quedaron varados en Asunción sin posibilidad ni recursos para volver a su casa en Encarnación.
Florencia Vargas y Francisco Moreno, quedaron varados en Asunción sin posibilidad ni recursos para volver a su casa en Encarnación.

La pareja contó que a inicios de marzo vinieron para que doña Florencia sea sometida a una operación de una hernia abdominal, pero en eso se decretó la emergencia sanitaria y todas las cirugías que no eran de urgencia quedaron suspendidas, pero el principal drama que debieron afrontar fue que ya no pudieron viajar al interior y se quedaron varados en la capital.

Sin parientes, ni conocidos en Asunción doña Florencia y don Francisco primero vieron la posibilidad de ir a sus casas, pero ya regía el aislamiento sanitario y deambularon por Asunción hasta que decidieron instalar una carpa en el paseo central de la avenida Carlos Antonio López, para pasar los días, que ellos pensaron iban a ser pocos, hasta que se pueda dar la operación y luego emprender el regreso a su hogar.

Sin embargo el poco dinero que tenían, hace rato ya se les acabó, ahora viven de la caridad de las personas les acercan un plato de comida, un poco de agua y algunas otras cosas que necesitan.

Abandonados a su suerte don Francisco comenta que el gobierno los tiene olvidados en medio de la calle. Doña Florencia, para agravar su situación, se moviliza con muletas ya que le amputaron una pierna, pero su confianza en que van a salir adelante no decae.

“Estamos en esta carpa, hay noches que es imposible dormir adentro de tanto calor y salimos a sentarnos y pasar la noche un poco mejor...” comenta la señora quien bebe un poco de agua y pese al momento crítico que viven sonríe y agradece a los que no los dejan morir de hambre.

Don Francisco no menos animado pide; “lo que nosotros queremos es que ella (doña Florencia) se opere, necesitamos de una malla (malla quirúrgica) para que ella puede caminar sin problemas y volver a nuestra casa”.

En medio de tantas necesidades y el abandono que sufren de parte de las autoridades del Estado, la pareja no pierde el buen humor hacen chistes sobre sus días en la calle, que comen y como hacen para no decaer ante anta adversidad.

Toda persona que quiera colaborar con don Francisco y doña Florencia pueden acercarse hasta el paseo central de Carlos Antonio López, donde están abandonados a su suerte por el gobierno.

SEN afirma que ya habían sido asistidos

Joaquín Roa, ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional, alegó que la pareja ya habían sido asistido por la Cartera, pero que volvieron a las calles por voluntad propia.

“Hace un mes aproximadamente, me fui a hablar con ellos, les traje a la Secretaría de Emergencia, les puse camioneta, les mande al hospital de Luque, a la Diven, le dimos un teléfono al señor para coordinar cuándo se iba a operar de una hernia la señora. También se les trasladó en camioneta de la SEN hasta su vivienda en su ciudad, con frazadas para toda la familia, también alimentos. Después de un tiempo volvimos a hablar con ellos y dijeron que ya no se quería operar la señora y que iban a volver frente al canal”, afirmó Roa.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05