Ministro urge acelerar créditos blandos para mipymes y acortar trámites burocráticos

Carlos Pereira, ministro de la Secretaría Técnica de Planificación, afirmó este jueves que la ayuda con créditos a las mipymes debe ser lo más rápida posible. Indicó que hará la petición para que las entidades financieras, tanto públicas como privadas, den los préstamos con celeridad y que recién después se completen las carpetas que se requieran. Pidió prioridad para las firmas con suspensión temporal y las que tienen menos de 10 empleados.

Las mipymes emplean al 70% de la fuerza laboral, por lo que miles de empleos dependen del sector, que exige más facilidades a los bancos para poder cumplir sus obligaciones.
Las mipymes emplean al 70% de la fuerza laboral, por lo que miles de empleos dependen del sector, que exige más facilidades a los bancos para poder cumplir sus obligaciones.Archivo, ABC Color

Pereira reconoció este jueves en conversación con radio ABC Cardinal que los trámites para que las mipymes obtengan los créditos blandos que requieren para sobrevivir son lentos y que esto no debería ser así, ya que existen 37 entidades con líneas de créditos aprobadas por el Gobierno.

El ministro de la STP dijo que las entidades financieras, tanto privadas como públicas, no pueden pensar “como antes” en el sentido de aprobar los préstamos con los parámetros y la velocidad de condiciones “normales”.

Pereira explicó que “el nuevo orden económico financiero” impone nuevas reglas de juego. Básicamente, exhortó a la concesión de créditos a las empresas que suspendieron temporalmente sus actividades y a las que tienen menos de diez empleados, que son las que más sufren el impacto económico de la crisis del coronavirus.

“Es más fácil revisar las carpetas con suspensión temporal y los que tienen máximo 10 empleados. Eso es lo que vamos a proponer (…) Hay que usar creatividad, talento, ingenio. No hay tiempo para mirar las reglamentaciones de antes. Eso ya no hay. El nuevo orden económico mundial impone otro tipo de reglas”, expresó.

Lea más: Lento avance para ofrecer créditos blandos a mipymes

En ese sentido, reconoció que “el pa’ã” (la traba) está en la burocracia no solo del Estado, sino también de las entidades privadas. “Hoy no estamos en condiciones normales (…) Hay que darle el capital (a las mipymes) e ir actualizando luego la carpeta, acompañarle al microempresario como un asesor de negocios”, recomendó.

Pereira recordó que las líneas de garantía ya están asignadas para estas 37 entidades y que hay que “romper con la burocracia de los trámites. Hay que salvaguardar la unidad productiva con las pequeñas empresas. Esa es la visión que tengo personalmente. Lo único que tenemos que hacer es acompañar a cada quien en la línea en que trabaje”, concluyó.

Lea más: Asoban destaca garantías de depósitos para mipymes

Hasta ayer, solo seis entidades de las que que cuentan con créditos blandos garantizados por el Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy) visibilizaron propuestas acordes para el sector de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) en el marco de la emergencia sanitaria y económica, mientras que ninguna cooperativa habilitada ha presentado hasta el momento una propuesta clara, detalló Bruno Defelipe, de la Asociación de Emprendedores del Paraguay (ASE). Se aprobaron hasta ayer 2.406 solicitudes de créditos y están pendientes 77.594.

Entre las entidades financieras que presentaron paquetes de financiación en el marco de la garantía del Fogapy-AFD se destacan el BNF, CAH, Bancop, Familiar, Basa, Atlas y El Comercio.

Los entes ofrecen periodo de gracia de entre 6 meses y 1 año, con tasas de interés anual que van desde el 7% hasta el 9,9%, mientras que los plazos de vencimiento van de 24 a 48 cuotas.

El monto mínimo del préstamo que podrá ser garantizado es de G. 5 millones y un máximo de hasta G. 2.500 millones.