Villamayor dice que nadie quiere volver atrás, pero que la “gente actuó” como si la pandemia hubiese terminado

El ministro Juan Ernesto Villamayor, jefe de Gabinete Civil de la Presidencia, manifestó que nadie quiere volver a la cuarentena total, pero hizo énfasis en que “la gente actuó como si esto se hubiese terminado”, cuando en realidad sigue la cuarentena para evitar el contagio masivo de COVID-19. Asimismo, dijo que se puede llegar al aislamiento total por zonas y que son necesarios los controles policiales y militares, pero con el uso “racional” de la fuerza.

Un grupo de amigos comparte en una ronda de tereré en una plaza de Asunción. Salud Pública recomienda no compartir utensilios.
Un grupo de amigos comparte una ronda de tereré en una plaza de Asunción.Archivo, ABC Color

Tras el aumento de los pacientes de COVID-19 que se contagiaron sin nexo identificado, la preocupación de las autoridades sanitarias se dio a conocer a través de una alerta epidemiológica, mientras que el Gobierno todavía discute cuáles son las medidas que se tomarán para evitar el contagio masivo a nivel nacional, como ocurre en los países vecinos. Al respecto, habló con ABC el ministro Juan Ernesto Villamayor, jefe de Gabinete Civil de Presidencia.

“Es ilógico someter a todo el país al mismo régimen, porque la cuarentena inteligente justamente se funda en usar la inteligencia. Nadie quiere volver atrás, todos queremos ir a hacia adelante. Este problema va a terminar solo o porque se encuentre la vacuna, pero mientras estas cosas no sucedan, tenemos que convivir con el virus y lo ideal es no contagiarse”, señaló.

Lea más: No es aislar la región, sino reforzar control, afirman

“Cuando empieza a haber circulación, si podemos identificar el lugar, aislar esa comunidad y sostener el comercio en el resto del país, porque si no el precio que estamos pagando como país es demasiado elevado. Es posible que pueda aplicarse a distritos, pero tenemos que aplicar las medidas en relación a la capacidad de control”, acotó.

PUBLICIDAD

No obstante, lamentó el relajamiento de las medidas sanitarias como si el virus ya se hubiese ido del país. “Mucha gente actuó como si esto hubiera terminado y salió a la calle diciendo: ‘Acá ya se acabó el problema y podemos jugar en la plaza’. No es eso, seguimos en cuarentena. La gente por momentos circula casi con el sentido de divertirse, irse de fiesta, se largó. Yo puedo entender que hay mucha presión, mucho disgusto; la gente ya quiere que esto se acabe, nosotros podemos entender eso”.

Sostuvo que sería incluso mejor reducir de zonas urbanas a barrios el aislamiento total, pero insistió en que eso dependerá de la capacidad de fiscalización que pueda realizar el Estado, porque resaltó que “el autocontrol no existió”.

Lea también: Hoy comenzarán los análisis sobre “cuarentena territorial”

“Esto depende mucho de la capacidad del Estado de hacerlo. Si yo digo: ‘Vamos a aislar el departamento de Alto Paraná’, ¿tenemos capacidad para hacerlo? Porque ustedes se habrán dado cuenta de que cerramos la frontera en el Norte, la gente no ha respetado el cierre, de eso nos hemos quejado todos. Lamentablemente, algunas autoridades amenazaban a los que estaban en la frontera”, aseveró.

PUBLICIDAD

Recordó que es muy probable que la expansión del nuevo coronavirus pueda volver, o bien, que se dé una segunda o tercera ola. “Lo que la medicina hasta hoy no nos ha dicho es el origen de esto, en qué consiste, no nos ha dicho cuál es la vacuna ni cuál es el tratamiento. Mientras la ciencia no encuentre una respuesta, se aplica este procedimiento que se aplica hace tres o cuatro siglos”, puntualizó.

Nota relacionada: Ministro del Interior anuncia mayor control en la frontera

Dijo que estos cierres se podrían hacer con fuerzas policiales y militares. En ese punto, al ser consultado sobre el inconveniente ocurrido el fin de semana en que policías balearon a un niño porque su padre huyó de una barrera, respondió que ese “ha sido un entredicho por el uso de una fuerza desproporcionada”.

Lea también: “Gatillo fácil”: fiscala asegura que no se puede hablar de un “accidente”

No obstante, aseveró que le parece incorrecto decir que no puede haber barrera, “porque si no puede haber barrera, no puede haber control (...) La barrera también guarda relación con el control de la pandemia. Yo creo que la Policía tiene atribuciones en la vía pública, Lo que tiene que haber es el uso de una fuerza proporcional y racional para ejercer la autoridad en la vía pública, donde el arma de fuego quizás sea el último ítem posible y quizás tenga que ver con la protección del personal policial (...) Creo que el Estado está en poder del uso de la fuerza, o si no sería un enfrentamiento de todos contra todos”, puntualizó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD