En “automisa”, arzobispo denuncia amenaza a la libertad religiosa

El arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, denunció en una “automisa” en la Catedral Metropolitana que la corrupción y la necedad del poder vuelven a amenazar a la libertad religiosa. La Iglesia católica insiste en que la limitación de 20 personas en la celebración eucarística es arbitraria.

Feligreses participaron de la misa central de la Catedral de Asunción en automóviles.
Feligreses participaron de la misa central de la Catedral de Asunción en automóviles.Gustavo Machado ABC COLOR

Feligreses estacionaron sus automóviles en la explanada de la Catedral de Asunción para escuchar la homilía de la misa central de este domingo, oficiada por el arzobispo renunciante, Edmundo Valenzuela.

“Hoy también vuelven a amenazar la libertad religiosa la corrupción y la necedad del poder. Un sector del poder político que se ha corrompido gravemente y quiere someter a la Iglesia con arbitrariedades, con humillaciones, mientras se dedica al robo, a la malversación, al tráfico de influencias hasta niveles exasperantes”, dijo el arzobispo en su sermón.

La Iglesia católica calificó de arbitraria la decisión del Gobierno de limitar a 20 personas la asistencia máxima a misas en la fase 3 de la cuarentena inteligente, que arranca este lunes y rige también para otros cultos.

Lea más: Iglesia considera arbitrario reducir asistencia a la misa

PUBLICIDAD

Valenzuela indicó que solo los que no tienen o han perdido la fe pueden afirmar que la misa es “para dar alivio psicológico a los fieles y necesiten encontrar algún refugio en la fe”, haciendo referencia y criticando las expresiones brindadas días atrás por el viceministro de Atención Integral a la Salud, Juan Carlos Portillo.

La Iglesia sostiene que los templos pueden acoger a más fieles sin generar aglomeración y con las normas sanitarias para evitar contagios.

Los que juzgan que la Iglesia sería irresponsable si en un gran templo participan más de 20 personas por el riesgo al contagio masivo del COVID-19 son los mismos que amenazan la libertad religiosa, acusó en su homilía. “Los pastores y fieles reclamamos objetividad, porque la arbitrariedad no tiene nada de ciencia ni comprensión de la verdad”, acotó.

Indicó que el pueblo creyente no responderá con odio o anarquía la “afrenta” de esta amenaza, sino con perdón, con oración y con sacrificio. “Denunciaremos, eso sí, pero no responderemos con la misma moneda de iniquidad”, agregó.

PUBLICIDAD

También sostuvo que la comunidad religiosa católica se abocó a la solidaridad en esta pandemia, dándoles de comer a los que perdieron el trabajo y a los que tienen hambre.

“Esta es una fiesta que el pueblo creyente comprendió bien y lo incorporó con amor, a pesar de que de tanto en tanto se vuelven a poner en contra suya la corrupción, el odio y la tibieza. Pero Cristo triunfará. La verdad triunfará”, sostuvo el arzobispo.

Agendamiento

El Arzobispado de Asunción puso a disposición de los católicos un sitio web para el agendamiento de quienes quieran asistir a las misas en parroquias o capillas que se encuentren en jurisdicción de la Arquidiócesis. El lanzamiento se da en atención a que desde el lunes se reabrirán los templos para los fieles con una capacidad de hasta 20 personas por vez, en el marco de la pandemia de COVID-19.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD