Polémica en torno a declaraciones del viceministro de Culto en conferencia internacional

Un seminario internacional encabezado por el Ministerio de Educación y realizado a través de una videoconferencia generó una discusión entre el viceministro de Culto, Fernando Griffith, y los investigadores chilenos Ximena Dávila y Humberto Maturana. La autoridad del MEC descalificó a este último por supuestamente “apartarse del método científico”, pese a ser reconocido a nivel internacional. Griffith también negó el genocidio de los españoles hacia los indígenas y culpó a los “vecinos” por tratar de “someter” al Paraguay.

Fernando Griffith, viceministro de Culto, durante el webinario de ayer.
Fernando Griffith, viceministro de Culto, durante el webinario de ayer.Captura de pantalla

El hecho generó una feroz controversia en el ámbito académico a tal punto que la Sociedad Paraguaya de Filosofía y el Centro de Investigaciones en Filosofía y Ciencias Humanas emitieron un comunicado en que manifestaron su preocupación por las declaraciones de Griffith, viceministro de Culto del MEC, en el “Seminario internacional sobre la participación en la transformación educativa frente a nuevos contextos” que se realizó ayer con el apoyo de la Unión Europea y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

📌Webinarios | Seminario Internacional sobre la Participación en la transformación educativa frente a nuevos contextos ▪️Organizado por el #MEC en el marco de la Presidencia Pro Témpore de Paraguay 2020 🇵🇾 Sector Educativo ▪️Con apoyo de la @UEenParaguay y la @OEIParaguay 📧 Pueden plantear preguntas a los panelistas, enviándolas al correo electrónico: vmc@mec.gov.py

Posted by MECDigital - Ministerio de Educación y Ciencias - Paraguay on Tuesday, June 16, 2020

En uno de los capítulos del webinario titulado “Contexto de la transformación educativa”, los investigadores chilenos afirmaron que las transformaciones educativas necesariamente deben atravesar cambios culturales. Griffith, molesto, respondió que en Paraguay muchas cosas no necesitan ser cambiadas y que “Paraguay es poderoso y que volverá a brillar como era antes”.

La discusión giró en torno, sin mencionarse, a la concepción de la familia, del lenguaje inclusivo y de cómo el núcleo familiar forma parte clave de las transformaciones necesarias en el ámbito de la educación. Esta fue la tesis sostenida por los científicos chilenos.

PUBLICIDAD

Griffith aparentemente tomó la postura como un caso de violación de soberanía educativa, porque se centró en afirmar que el webinario era para tratar “conceptos relacionados a la educación; no están aquí para hablar de otros temas”.

En otro momento, el viceministro de Culto dijo que “este va a ser un buen año, va a ser un año excelente en la educación en el Paraguay, por eso queremos hacer este webinario”. Cabe destacar que uno de los problemas clave en la educación actual en pandemia es justamente su precariedad.

Sin embargo, en un momento, Griffith refutó los argumentos de los chilenos a la concepción de la relación biológica entre educación y cultura, denostando a Maturana, un científico de larga trayectoria en la región y Premio Nacional de Ciencias en su país.

“Su nivel de reflexión es bueno para la filosofía, pero no para la biología, porque él abandonó el método y entró al mundo de las ideas. Nosotros valoramos a la ciencia como método, respetamos el método. Valoramos el lenguaje”, dijo Griffith.

PUBLICIDAD

Es aquí donde los filósofos hacen la denuncia, ya que entienden que lo dicho por la autoridad del MEC fue despectivo. “Fernando Griffith necesita urgentemente diferenciar los ámbitos de saberes, de tal modo que no vea a la epistemología como una doctrina cerrada acerca del método científico y entienda que más bien se trata de un cuestionamiento filosófico que cuestiona las bases y los límites del saber científico”, dice el documento dado a conocer ayer.

“No creo que tengamos que caer en el facilismo de que todo tiene que ser transformado (…) No vemos razón para transformar. Estamos orgullosos de nuestro tekó, de nuestra manera de ser”, dijo el viceministro de Culto, quien aparentemente vio las expresiones de Dávila y Maturana como invasivas.

“Nos inquiera la trinchera nacionalista y hasta de cierto ‘fundamentalismo’ religioso desde los que se posiciona el viceministro de Culto para abordar el tema de la Transformación Educativa en Paraguay”, añade la nota de la Sociedad Paraguaya de Filosofía y el Centro de Investigaciones en Filosofía y Ciencias Humanas, que también consulta las acciones claras a tomarse dentro del ámbito de la educación para transformarla de acuerdo a las necesidades.

Niega genocidio de indígenas

Pese a las varias evidencias científicas de genocidios en territorio paraguayo por parte de los españoles desde la conquista, Griffith dijo que “no piensa” que eso lo hayan traído los españoles, sino los “vecinos”, haciendo clara alusión a que Brasil y Argentina querían someter al Paraguay. El viceministro estaba en una posición defensiva sobre lo que él consideró lo mismo para la educación.

“Quizá hemos tenido una historia distinta, que el genocidio lo trajeron los españoles, por ejemplo, eso pensamos acá. Vemos que el genocidio pudo haber existido, pero no lo trajeron los españoles, sino que lo trajeron los vecinos en un intento globalizador de someter al Paraguay”, sostuvo Griffith al culpar a los países de la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870).

Lo llamativo es que, dentro de la discusión, Griffith decía que todo lo que afirmaba se lo decía a los interlocutores y presentes “con respeto” y sin la intención de ofender a nadie. En la conversación estuvieron presentes autoridades de la Unión Europea y la OEI.

Con antecedentes

Griffith fue ministro de Cultura de Horacio Cartes. Con la asunción de Mario Abdo fue reubicado como viceministro de Culto del MEC, en donde tenía un perfil más bajo. No es la primera vez que protagoniza este tipo de declaraciones nacionalistas.

Lea más: Ministro desvía dinero de Cultura a su proyecto personal, denuncian

Bioquímico de profesión, Griffith fue denunciado en 2018 por usar en 2017 los recursos humanos y financieros del Ministerio de Cultura para ofrecer charlas motivacionales en distintos puntos del país, enmarcadas en su proyecto personal “Paraguay poderoso”.

En esa ocasión, y pese a las evidencias, negó la acusación de haber invertido dinero estatal en su proyecto personal, pero afirmó que la condición para aceptar el cargo fue seguir dando las charlas a pedido de Horacio Cartes.

Comunicado de la Sociedad Paraguaya de Filosofía y el Centro de Investigaciones en Filosofía y Ciencias Humanas
Comunicado de la Sociedad Paraguaya de Filosofía y el Centro de Investigaciones en Filosofía y Ciencias Humanas
Comunicado de la Sociedad Paraguaya de Filosofía y el Centro de Investigaciones en Filosofía y Ciencias Humanas
Comunicado de la Sociedad Paraguaya de Filosofía y el Centro de Investigaciones en Filosofía y Ciencias Humanas
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD