Denuncian improvisaciones y carencias en educación

PILAR, Ñeembucú. El estudiante Rodrigo Rolón , segundo curso, nivel medio del Bachillerato Técnico Industrial del Colegio Juan XXIII de esta ciudad, exteriorizó confusiones por las “mega improvisaciones y carencias en el sistema educativo”.

Según Rodrigo Rolón con la llegada del coronavirus los estudiantes se vieron expuestos a las debilidades que afectan de una u otra forma a la educación.

“Al principio con las tareas virtuales (ya sabemos el problema que aconteció) que terminaría con un informe (sin calificaciones), vamos completando y ‘de onda’ el informe quedó atrás, y ahora, ¿cuál es la sorpresa? Se tienen que sacar calificaciones”, manifestó el joven.

El estudiante dijo que el sistema está plagado de improvisaciones y que del informe sin calificaciones ahora sí se exigen puntajes. Entre sus compañeros, indicó, nadie sabe lo que pasa y muchos no tienen siquiera acceso a conexión digital.

Según Rodrigo Rolón, no solo los alumnos pasan mal, también los docentes se ven afectados en diversas formas.

PUBLICIDAD

“Es como si fuese que la finalidad es salvar el año, sacar notas y listo”, puntualizó. Añadió que sus reclamos no son por pereza, sino por el deseo de aprender de forma organizada.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD