Viceministro estima que solo se podría aumentar hasta 40 camas de terapia intensiva

El nuevo viceministro de Salud, Julio Borba, manifestó que el Ministerio de Salud podrá sumar un máximo de 40 camas en las unidades de terapia intensiva. "No creo que podamos crecer más, porque para que funcionen las camas necesitamos terapistas y médicos especialistas", explicó. Además, señaló que a nivel país dos tercios de los pacientes que ingresan a UTI fallecen, aunque resaltó que el Ineram está teniendo buenos resultados.

Personal médico vestido con traje de protección atiende a un paciente con coronavirus en la Unidad de Terapia Intensiva.
Personal médico vestido con traje de protección atiende a un paciente con coronavirus en la Unidad de Terapia Intensiva.AMANUEL SILESHI

Esta mañana habló con ABC el viceministro de Atención Integral de la Salud, Julio Borba, acerca de la situación actual de la pandemia del COVID-19 en Paraguay y la capacidad de camas en el sistema de salud pública.

En ese contexto, el doctor hizo referencias a recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de que las camas de terapia intensiva deberían ser una por cada 10.000 habitantes, o el 10% de las camas comunes. Señaló que, como en todo el territorio nacional de punta a punta hay unas 5.700 camas en sala común, Paraguay debería tener al menos 570 camas de cuidados intensivos.

Indicó que en enero el sistema contaba con 304 camas y actualmente hay un total de 509 en UTI. “¿Cuánto vamos a crecer? Probablemente entre 30 y 40 camas. Vamos a potenciar Ingavi acá en Asunción y potenciaremos Encarnación y Ciudad del Este”, precisó.

PUBLICIDAD

Lea más: Estamos “a días” del colapso sanitario y el sistema “no está preparado”

“No creo que podamos crecer más, porque para que funcionen las camas necesitamos terapistas y médicos especialistas, después potenciaremos las urgencias para mantener al paciente hasta que se le pueda trasladar a terapia intensiva. Nuestro problema es que para tener una cama de terapia no es solo un monitor, respirador o una cama (...) Necesitamos profesionales y en todo el país tenemos no más de 200 terapistas”, explicó.

En relación a la posibilidad de contratar médicos extranjeros para encargarse de las terapias intensivas, respondió que es una opción que “hay que evaluar”.

Lea también: Aumenta ocupación de camas en terapia

PUBLICIDAD

Por otra parte, habló de la ocupación de camas en Alto Paraná. Explicó que en la zona ayer y anteayer había 43 pacientes internados de un total de 80 en sala común, mientras que tenían 32 ocupadas de 34 camas disponibles en terapia intensiva. “O sea, un 90 o 95% de ocupación en terapia intensiva. Hay muchos pacientes en terapia intensiva con respecto a la cantidad de internados en la sala común. El paciente está llegando más grave de lo común”, detalló.

Asimismo, dijo que la mortalidad de los que ingresan a UTI es del 66%. “Viendo números de otros países nosotros vimos que en todos los países al inicio de la pandemia -te hablo de los de primer mundo, no a nivel regional- la mortalidad llegaba al 90%, a medida que fue pasando se llegó a un 50% o 55% (...) Estamos un poco por encima de ese resultado. Depende del servicio, porque el Ineram tiene muy baja mortalidad”, reflexionó.

Nota relacionada: De 80 pacientes que entraron a UTI en el Ineram, 78 superaron el COVID-19

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD