Argentinas y parientes de los Villalba: lo que se sabe de las “caídas” del EPP

El general Héctor Grau, que fue comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y que sigue siendo parte del grupo, afirmó hoy que es prácticamente un hecho que las dos mujeres fallecidas ayer en campamentos del EPP en Yby Yaú eran argentinas y que en ese país se creó una “guardería” de “soldados” del grupo criminal. Insinuó que ambas tenían parentesco con los hermanos Liliana y Osvaldo Villalba, cabecillas de los delincuentes. Con esto, se descarta —como se insinuó— que se trate de Magna Meza o la misma Liliana Villalba.

Algunos elementos encontrados en el campamento.
Algunos elementos encontrados en el campamento.

Grau contó detalles del enfrentamiento entre integrantes de la FTC y miembros del EPP, un hecho que sucedió en la estancia “Paraíso”, ubicada en el límite de los departamentos de Concepción y Amambay, en las cercanías del cerro Sarambí.

El general dijo que desde anoche se están haciendo gestiones políticas y diplomáticas con Argentina para conocer lo antes posible la identidad de las dos mujeres que murieron durante los dos ataques que se produjeron en la zona.

“El sistema AFIS (identificación paraguaya) no dio resultado positivo, pero posiblemente son familiares que fueron recientemente introducidos en los campamentos nuevamente. Primero los sacan, los adoctrinan y luego vuelven a los campamentos”, indicó.

El excomandante de la FTC dijo que Argentina se convirtió en una “guardería” para los “soldados” del EPP, que reclutan menores. En este caso, insinuó que ambas son familiares, posiblemente hijas, de Liliana u Osvaldo Villalba, integrantes del primer anillo del grupo criminal.

Tema relacionado: Dos miembros del EPP mueren en sorpresivo ataque de la FTC

“Nuestra presunción es que tienen documentos de la República Argentina y en las próximas horas vamos a tener las identidades”, manifestó.

Grau comentó que el operativo se estuvo planificando desde hace unos ocho meses y que ayer una de las patrullas de reconocimiento dio con un campamento en donde se produjo el primer enfrentamiento. Luego, otra patrulla ubicada a unos 1.000 metros también abrió fuego contra otro lugar en donde se reunían los criminales.

“Llegamos con siete u ocho meses de un trabajo de inteligencia, de fuentes electrónicas y humanas, una presunción de dónde estaban los campamentos. Las patrullas entran desde distintos ejes: la primera patrulla, la de exploración y reconocimiento, es la que choca con el campamento y la segunda es la que choca con el segundo campamento”, detalló.

Consultado por qué no hubo detención o ataque con los principales cabecillas del grupo, expresó que los campamentos en donde se produjeron los enfrentamientos son una especie de “cordón de seguridad” antes de llegar a los líderes.

“(Los medios) van a acceder al lugar de los hechos para que tengan una idea. (Los de la FTC) chocan con el primer anillo de seguridad, dejan a menores e indígenas como perímetro de seguridad”, señaló.

“Las evidencias están en el mismo lugar. Fueron solo sacados los cuerpos y anoche se hizo el análisis en la morgue de Yby Yaú. Nuestro siguiente paso es denunciar el reclutamiento de niños soldados por parte del EPP como parte de crímenes de lesa humanidad”, adelantó el general.

Grau explicó también que la zona “no es fácil” porque hay serranías y sostuvo que la visibilidad “en zonas limpias” es de un máximo de 20 metros y en “zonas sucias”, de un máximo de 6 metros.

“Esa es una zona de serranía, quitar los cuerpos fue algo muy complicado (…) No es como en las películas, es un combate en la selva”, justificó.

En otro momento, dijo que, como los cabecillas del EPP se vieron supuestamente acorralados, solo tomaron sus armas personales para escapar e indicó que la cantidad de material que se encontró es “ingente”.

“No tuvimos tiempo de analizar (…) Vamos a hacer una extracción de cantidad digital. Vamos a clasificar y registrar. Encontramos computadoras, datos, cámaras filmadoras, cámaras Go Pro, equipos individuales, documentos escritos…”, contó.

“Apoyo” de Marito

Cuando ayer se conoció que el presidente de la República, Mario Abdo, se desplazó hasta Concepción tras conocerse los ataques y los decesos, todo apuntaba al presunto abatimiento de una de las cabecillas: Magna Meza o Liliana Villalba.

Con el correr de las horas se fue diluyendo la posibilidad de un golpe real y tangible al EPP. Ya por la noche se descartó totalmente esto al tratarse de dos menores las que fallecieron en el intercambio de disparos.

Tema relacionado: Tras autopsia, se sigue sin datos sobre abatidas y se diluye posibilidad que sean principales “líderes”

Los comentarios en las redes sociales se fortalecieron en torno a la opinión de que todo se trató de una “bomba de humo” y posteriormente un “papelón” del Presidente.

Frente a esta situación, Grau respondió que, como soldado, cree que el presidente de la República fue para “dar su apoyo” al militar herido durante la confrontación.

“Para nosotros es lo máximo que el propio comandante en Jefe venga a darle las gracias (al militar) en el nombre del Gobierno, en nombre del Estado paraguayo, esa es mi perspectiva. Para nosotros, la película está sumamente clara con todo lo sucedido.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD