Tras autopsia, se sigue sin datos sobre abatidas y se diluye posibilidad que sean principales “líderes”

Culminó la autopsia realizada en el Centro de Salud de Yby Yaú a las dos abatidas en un enfrentamiento en un supuesto campamento del EPP, sin que se arrojen de vuelta datos sobre las identidades de las mismas. Sus huellas dactilares serán contrastadas en la base de datos de identificaciones de la Argentina, ya que en nuestro país no existen registros de las mismas. Esto hace que se descarte prácticamente la versión inicial de que entre las fallecidas se encuentre por ejemplo Magna Meza u otra cabecilla del grupo criminal.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/OGWWOMOLKBBVJFZUZDTK6KCRSI.jpg
ABC TV

Según datos de nuestro corresponsal Aldo Rojas, los pruebas realizadas a los cuerpos no arrojaron datos de la identidad en la base de datos de Identificaciones en nuestro país, por lo que se remitirán a la Argentina, y además, se presume incluso que las abatidas podrían ser menores de edad o muy jóvenes, lo que hace casi imposible que se trate de Meza u otra de las “líderes” del EPP.

Lea más: Abdo dice que están cerca de más miembros del EPP y pide que se rindan

“La información que te puedo confirmar es que son dos mujeres, que no están registradas en nuestro sistema de identificaciones, por tanto estamos trabajando con gobierno amigos para la identificación”, afirmó a ABC el ministro asesor de Asuntos Internacionales de la Presidencia. Federico González, que al ser insistido sobre la posibilidad de que sean extranjeras refirió: “Al no estar registradas acá, por lo menos no dieron ese paso (de registrarse como ciudadanas) y puede haber una presunción de extranjería”.

De todos modos, González enfatizó en que los datos que maneja no le permiten confirmar de que se traten de menores de edad, pero sí descartó que seas de pueblos originarios, una posibilidad que también podría ser el motivo por el cual no estén inscriptas en los registros nacionales.

Inicialmente se había planteado la posibilidad que entre las dos fallecidas en el enfrentamiento entre miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en Yby Yaú, se encuentre Magna Meza, una de las principales líderes con vida y en libertad del grupo.

El hecho de que Magna Meza ya cuenta con 37 años, no se ajusta a las característica físicas de las abatidas, que aparentan ser adolescentes o jóvenes, además de que esta siendo oriunda de Caaguazú, sus registros dáctilares deberían de estar consignados en la base de datos de Identificaciones de nuestro país.

Misma situación sería para otras de las mujeres más relevantes del grupo, Liliana Elizabeth Villalba Ayala, que ya cuenta con 39 años.

Hasta ahora, uno de los pocos elementos que podría ayudar a sostener la versión del gobierno de que el campamento intervenido por la FTC era ocupado por los líderes principales del EPP es la cédula de Lucio Silva, uno de los antiguos miembros del grupo criminal, incluso desde sus orígenes como la “Banda de Choré” y que también al grupo armado a varios de sus hijos.

De hecho, otras de las mujeres que integraría el grupo es su hija, Jorgelina Silva Cáceres, que a su vez es hermana de Claudelino Silva Cáceres, hijo de Lucio que fue abatido en pro las autoridades a otros integrante del EPP; Bernardo “Coco” Bernal Maíz.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD