Oficializan apertura de frontera en Salto, pero no dan fecha

SALTO DEL GUAIRÁ. Autoridades del Gobierno central realizaron el anuncio oficial de la reapertura de la frontera con el Brasil, entre Salto del Guairá y Mundo Novo. El cruce de fronteras será en principio exclusivamente para el ingreso de turistas de compras. Supermercadistas temen el ingreso masivo de productos de primera necesidad de contrabando.

Los comerciantes están esperanzados con la apertura de frontera.
Los comerciantes están esperanzados con la apertura de frontera.Rosendo Duarte, ABC Color

Una comitiva encabezada por el ministro Euclides Acevedo anunció la reapertura de la frontera con el Brasil, entre Salto del Guairá y Mundo Novo, para el ingreso de turistas a la ciudad.

El paso a ser habilitado es el de “29 de Setiembre” que da acceso a la frontera seca, y a través de esta al puente sobre el río Paraná (puente brasileño), para el cruce a la ciudad de Guaira. El estado de Paraná es de donde proviene el 90 por ciento de los turistas que frecuenten el comercio de importados de Salto.

La noticia fue festejada por diversos sectores de la población local, cuyos dirigentes se comprometieron en dar estricto cumplimiento a las medidas sanitarias para evitar que haya un masivo contagio con la venida de los compristas brasileños.

“Ahora la pelota está en nuestra cancha, y haremos todo lo necesario para que etapa tras etapa vayamos avanzando. Solo queremos trabajar, asegurar el pan en la mesa y honrar nuestros compromisos, como siempre lo hemos hecho”, señaló Víctor Stanley, vocero de las micro, pequeñas y medianas empresas.

El efecto covid-19 en Salto del Guairá fue catastrófico, debido a que sus 50.000 habitantes dependen en un 90 por ciento del turismo de compras que realizan en la ciudad los brasileños. Salto no cuenta con industria, ni tampoco es agrícola ni ganadera. Sus ingresos están directamente relacionadas al intercambio comercial con el Brasil.

Los comerciantes locales son conscientes de que el regreso a la normalidad será lento, pero la reapertura de la frontera representa una luz al final del túnel. “Mucha gente se vio obligada a irse porque no aguantaron la larga agonía de siete meses. Creemos que los siguientes meses o algunos años todos retornarán”, señaló Víctor Silvia, comerciante de la ciudad.

La reapertura provocaría de aquí a diciembre la recontratación de al menos 2.000 empleados, de los más de 10.000 que se habían perdido.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD