Fiscala de Ciudad del Este fue literalmente expulsada durante allanamiento

SALTO DEL GUAIRÁ. Comerciantes autoconvocados expulsaron ayer a un equipo de la Fiscalía de Ciudad del Este que se encontraba allanando un comercio de ropas de esta ciudad, por presunto contrabando. Los manifestantes no permitieron que ninguna prenda se saque del lugar y a botellazos expulsaron a los intervinientes.

A empujones salieron los funcionarios de la Fiscalía, de un lugar que estaban allanando en Salto del Guairá, protegidos por la Policía.
A empellones salieron los funcionarios de la Fiscalía, de un lugar que estaban allanando en Salto del Guairá, protegidos por la Policía.Rosendo Duarte, ABC Color

El hecho sucedió en un céntrico comercio denominado “Actitud y Tendencia”, propiedad de una conocida familia de la localidad. Los intervinientes iniciaron su trabajo poco después de las 9:00 de ayer viernes, y al poco rato la noticia tomó estado público por las redes sociales y empezó la aglomeración de gente, encabezada por los líderes de las mypimes y los denominados grupo de autoconvocados.

El allanamiento estuvo a cargo de la fiscala Nilsa Torales, de Ciudad del Este, con una orden suscrita por el juez Humberto René Otazú. El mismo ordena la búsqueda e incautación de prendas de vestir que no cuenten con las documentaciones respaldatorias, ingresadas al país presumiblemente de contrabando, y la remisión de lo incautado a la Dirección Nacional de Aduanas.

Los manifestantes llegaron al lugar y se agolparon frente a la tienda exigiendo que los intervinientes se retiren de inmediato. En principio hubo amenaza de intervención policial y detención masiva, pero al poco tiempo se sumaron más de 500 personas, quienes presionaban cada vez más, con la advertencia de que no llevarán ninguna prenda del lugar.

Comerciantes de Salto del Guairá expulsaron a comitiva fiscal de CDE que buscaba incautar prendas.

El intendente Carlos César Haitter, quien también llegó al sitio, al igual que varios concejales, calificó la intervención como totalmente inoportuna, en un momento en que la gente apenas está sobreviviendo. Esto es un mazado final para una ciudad que está agonizando, indicó.

Dijo que nadie está a favor de lo ilegal, pero que vengan en plena pandemia a pelar un negocio es fuera de toda racionalidad.

Víctor Stanley, dirigente del comercio, indicó que el Gobierno en vez de mandar apoyo a la gente en esta grave crisis económica, envía a fiscales y policías para llevar mercaderías ajenas que ni siquiera fueron pagadas aún.

“Nosotros esperamos que vengan a abrirnos la frontera o anunciarnos apoyo de todo tipo, no que vengan a pelar una tienda que está tratando de sobrevivir y pagar sus cuentas como todos acá. Ya no vamos a permitir atropellos”, indicó.

Finalmente, al verse acorralada, la fiscala y su equipo decidieron retirarse del lugar, sin llevar ninguna mercadería. Las negociaciones para que los intervinientes pudieran salir y retirarse del lugar con ciertas garantías fueron realizadas por el intendente y el fiscal local Christhian Bartomeu.

Abogados de la firma aseguran que la intervención de la tienda presumiblemente es una venganza de una empresa proveedora, que ante problemas que habían tenido busca fundir a dicha empresa utilizando la justicia como garrote, señalaron. La denuncia habría sido presentada por funcionarios de la Coordinación Operativa de Investigación Aduanera (COIA).

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD