Fumigación no elimina criaderos y solo se hace en zonas con casos sospechosos

El Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (Senepa) informó a la ciudadanía que no hace fumigaciones a pedido de particulares o de empresas, ya que este procedimiento se realiza solo en zonas en donde hay casos sospechosos o confirmados de dengue o de otras enfermedades transmitidas por mosquitos. La dependencia del Ministerio de Salud insiste en que la forma más eficaz de evitar la enfermedad es a través de la eliminación de los criaderos ya que las fumigaciones no eliminan las larvas en los cúmulos de agua.

Senepa y la Octava Región Sanitaria realizan fumigación en San Juan Bautista, Misiones. Es para combatir al mosquito Aedes.
Las fumigaciones no eliminan los criaderos, por lo que piden limpiar los patios, casas y terrenos.Archivo, ABC Color

Las altas temperaturas de los días previos al inicio del verano, las lluvias copiosas y el alto índice de humedad desnudan, como cada año, la suciedad con la que convive gran parte de la población.

Así, los criaderos de mosquitos aumentan con los restos de agua que quedan tras las precipitaciones y se expande la posibilidad de la transmisión a través del Aedes aegypti. Muchos creen que la solución es solo fumigar los barrios, pero Senepa advierte que no hay nada que reemplace a la eliminación de los criaderos.

Ayer, Senepa recordó que, basados en la “Guía Nacional de Vigilancia y Control de Enfermedades”, de la Dirección General de Vigilancia de la Salud (DGVS), vigente desde el año 2015, las fumigaciones —cuyo nombre técnico es “nebulizaciones”— con insecticidas solo deben realizarse como parte de las acciones de bloqueo en la comunidad inmediatamente después de una notificación de caso sospechoso de dengue y otras arbovirosis.

Tema relacionado: Salud emite alerta por dengue y pide frenar la invasión de los mosquitos

Senepa no procede a hacer fumigaciones por pedidos particulares o de empresas.

Estas fumigaciones, dice el Ministerio de Salud, están destinadas a áreas de transmisión comprobada, más la aplicación simultánea de medidas de control larvario, destrucción de criaderos y acciones de difusión y educación. Senepa añade que también se hace en zonas en donde hay casos sospechosos.

Estas fumigaciones deben ser realizadas exclusivamente por personal de salud capacitado para y provistos de los equipos especiales para hacerlas en un radio de nueve manzanas alrededor de la vivienda o viviendas en donde haya casos sospechosos o confirmados; en ciclos de 3, 5 y 7 días, posterior a la destrucción de criaderos.

Es importante destacar que el control químico —la fumigación— no elimina las larvas, explica Salud Pública.

Para la fumigación y eliminación de criaderos en baldíos o inmuebles abandonados se debe recurrir a la municipalidad correspondiente. La inspección de las viviendas es responsabilidad de cada ciudadano, advierte el MSP.

En caso de personas con signos o síntomas de dengue que presenten fiebre, dolor de cabeza, dolor articular y muscular, dolor abdominal, náuseas, vómitos, sangrado y/o letargia, deben recurrir al centro asistencial más cercano, no automedicarse y protegerse con el uso de repelentes y mosquiteros, recomiendan las autoridades.