Empresas de Ferreira experimentaron un millonario crecimiento de la nada

En apenas un año, las empresas Insumos Médicos SA (Imedic SA) y Eurotec SA, propiedad del clan Ferreira, experimentaron un millonario crecimiento. Así consta en un informe técnico cajoneado por la Fiscalía.

De un año a otro, Insumos Médicos SA declaró un crecimiento de alrededor 600% en sus ganancias. Mientras, iba aumentando su vínculo con el Estado.
De un año a otro, Insumos Médicos SA declaró un crecimiento de alrededor 600% en sus ganancias. Mientras, iba aumentando su vínculo con el Estado.Archivo, ABC Color

“No se encontraron documentos que determinen el crecimiento”, señala tajante un informe técnico sobre las empresas del clan Ferreira.

De la nada, las firmas Imedic SA y Eurotec SA, experimentaron millonarios crecimientos. Así lo revela un informe remitido por la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad), que duerme desde hace seis meses en el Ministerio Público.

Las dos compañías estuvieron vinculadas en el caso de los “insumos chinos” que debían ser entregados al Ministerio de Salud Pública para hacer frente a la pandemia del coronavirus y tienen como principales socios a Justo Ferreira Servín, Carlos Borrel y Roque Dagogliano.

Los tres socios tienen procesos penales abiertos. Ferreira por contrabando; mientras que Borrel y Dagogliano por presunta estafa.

De saldo negativo a millonarias ganancias

El de Eurotec SA ha de ser un caso único. La firma fue creada en 1995.

Durante años esa compañía experimentó pérdidas. Por ejemplo, según datos recabados de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), en 2010 la firma declaró cierre con saldo negativo de más de G. 35 millones.

Durante los años siguientes no declaró movimiento y en 2013 volvió a manifestar que tuvo saldo negativo de más de G. 2 millones.

Por esos años aparecieron los miembros del clan Ferreira. Para 2014, Eurotec SA declaró ganancias por G. 1.450 millones y pasó de tener un capital de G. 500 millones a incrementarlo hasta G. 5.000 millones.

Solo en sus ganancias, la firma experimentó un incremento de casi 50.000%, mientras que su capital incrementó en un 900%.

El informe técnico revela que no existen documentos que avalen venta de acciones o el origen del dinero utilizado para el crecimiento del capital.

A partir de ahí, Eurotec SA experimentó solo crecimientos millonarios. Para 2015, por ejemplo, declaró ganancias por G. 2.798 millones. En 2016, pasó a declarar utilidades por G. 5.800 millones. Su capital pasó de G. 5.000 millones a G. 20.000 millones, un incremento de 300%.

Casi siete veces más

Una situación similar sucedió con Imedic SA, creada en 2005. En 2012 esta compañía declaró un capital de G. 1.000 millones y ganancias por G. 653 millones.

Al año siguiente cerró el ejercicio con G. 4.110 millones. Es decir, aumentó en casi un 600% los resultados en un solo ejercicio.

Para 2014 declaró ganancias por G. 8.541 millones, más del doble que las del período anterior. También aumentó su capital, que pasó de G. 1.000 millones a G. 5.000 millones. En el ejercicio 2016 declaró que su capital aumentó a G. 20.000 millones y sus utilidades fueron de G. 27.900 millones. No hubo un solo año en el que no creció.

juan.lezcano@abc.com.py

lea también:

A costa de contratos con el Estado

Fiscalía acusa y pide juicio oral para “clan Ferreira” y otros procesados