Indígenas ya pueden instalarse en sitios públicos para vender sus sandías en Filadelfia

FILADELFIA. Familias indígenas de Laguna Negra siguen llegando a los centros urbanos del Chaco Central para comercializar sus sandías. Los líderes de este asentamiento mantuvieron reuniones con autoridades locales para acordar los procedimientos.

Familias indígenas de Laguna Negra vendiendo sus sandías en el acceso sur de Filadelfia.
Familias indígenas de Laguna Negra vendiendo sus sandías en el acceso sur de Filadelfia.Marvin Duerksen, ABC Color

Ayer, los líderes indígenas de Laguna Negra mantuvieron dos reuniones sobre la comercialización de sus productos. En la Gobernación de Boquerón se dialogó con ellos sobre la asistencia que se les va a seguir dando a los productores de Laguna Negra. “Será en transporte, asistencia técnica, coordinar las ventas en los tres distritos del Chaco Central, asistencia alimentaria para quienes aún no tienen la producción y están sin ingresos, y buscar mercados alternativos de otros departamentos”, informó el gobernador Darío Medina.

Después, los líderes se reunieron con el secretario general de la Municipalidad de Filadelfia, Claudelino Rodas, quien les dijo que con gusto pueden venir y comercializar sus productos temporales para “mejorar el plato” de sus familias.

El funcionario les hizo recordar que hace 24 años él fue el primer asistente técnico de la Gobernación de Boquerón para comenzar con ellos una producción agrícola en sus chacras y que siempre les va a seguir ayudando. “Yo voy a hacer todo por mi parte para que ellos puedan llegar y vender sus productos”, dijo.

Rodas les indicó varios lugares donde pueden comercializar sus sandías. Pero el lugar donde solían estar, en la calle Chaco Boreal ya tiene mucho tránsito y un nuevo semáforo, por lo que resulta peligroso estar ahí con toda la familia vendiendo sandías y melones. “Lo único que les pedí fue que no tiren su basura por todos lados, que la depositen en una bolsa y nosotros después vamos a retirarla”, apuntó Claudelino Rodas.

Desde hace dos semanas, familias indígenas de Laguna Negra comercializan sus sandías en los centros urbanos del Chaco Central. Algunos llegan con los tractores con acoplado de la comunidad, otros contratan camionetas de terceros y también la Gobernación de Boquerón les ayuda en el transporte de sus productos tanto a Filadelfia como a Loma Plata y Neuland.

Los vendedores hablan de una buena cosecha que recién se está iniciando y que en el mes de febrero tendría su auge. La semana pasada, una familia indígena tuvo que dejar el tradicional lugar de venta en la calle Chaco Boreal, casi Avda. Hindenburg, en Filadelfia, por la instalación de un semáforo, lo que causó molestia a los afectados. Ahora, las familias se han apostado en el acceso sur de Filadelfia, donde muchos pobladores acuden a comprar.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD