Arrancó oficialmente la vacunación contra el COVID-19 en Paraguay

Una enfermera que trabaja en uno de los pabellones de contingencia del Hospital Nacional de Itauguá fue la primera persona en Paraguay que recibió la vacuna contra el coronavirus Sputnik V. Serán 4.000 las dosis que se administrarán a médicos, enfermeras y funcionarios administrativos de la primera línea de combate a la enfermedad.

Myriam Arrúa recibe la primera dosis de Sputnik V en el Hospital Nacional de Itauguá.
Myriam Arrúa recibe la primera dosis de Sputnik V, de manos del ministro de Salud, Julio Mazzoleni, en el Hospital Nacional de Itauguá.Antonia Delvalle, ABC Color

Tuvieron que pasar 352 días desde el 7 de marzo del año 2020, día en que se confirmó el primer caso de COVID-19 en Paraguay, para que arranque la campaña de vacunación contra el virus SARS-CoV-2 en nuestro país. La primera en recibir una de las 4.000 dosis de la Sputnik V fue una enfermera del Hospital Nacional de Itauguá llamada Myriam Arrúa.

“Siento muchas emociones encontradas. Estaba de vacaciones, pero vine porque hoy me tocaba. Soy licenciada en enfermería. Estoy casada, pero no tengo hijos. No tenía idea de que iba a ser la primera”, dijo Arrúa en declaraciones recogidas por ABC este lunes tras recibir la primera dosis, que le fue administrada por el ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

Arrúa es una de los que están en primera línea de combate a la enfermedad. Es funcionaria del HNI desde hace 13 años y trabaja en uno de los pabellones de contingencia contra el coronavirus dentro del hospital.

“Yo tengo mucha tranquilidad. En ningún momento escuché que pueda pasar algo. Dentro de 22 días me habían dicho (que corresponde la segunda dosis). No hay que tener miedo”, dijo.

Lea también: Director del Ineram reconoce que medicamentos básicos contra COVID “no alcanzan”

Arrúa fue la primera en recibir la dosis; le siguieron casi en simultáneo Isidora Ortega en el Hospital de Trinidad y Pablo Coronel en Ciudad del Este. También el proceso comienza hoy en Encarnación. Todas estas personas que reciben la vacuna deben permanecer en observación por 30 minutos por protocolo para estudiar si hay o no reacciones adversas.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, conversó con la prensa desde el Hospital de Itauguá y reiteró que el proceso de vacunación se intensificaría en el segundo semestre del año. Volvió a decir que desconoce cuándo llegarán más dosis tanto de las Sputnik V —que compra el Gobierno directamente a través del Fondo Ruso de Inversión— como de la vacuna AstraZeneca, que será enviada por el mecanismo Covax.

Un proceso especial

La Dra. Yolanda González, directora del Hospital Nacional de Itauguá, afirmó que existe un protocolo especial para aplicar las dosis. “Hay que dejar (las ampollas) diez minutos para que se descongelen. A partir de allí, si hay una sola vacunadora, hay seis minutos para pasar de un paciente a otro, porque en 30 minutos la vacuna se desactiva. Es un promedio de aplicación de seis minutos”, explicó.

Lea más: Vacunas anticovid llegarían al 30% de la población para fin de año

En relación al grupo de médicos y enfermeras que desistieron de aplicarse la vacuna en el HNI respondió: “Hay que ver los agendamientos, pero siempre hay gente que tiene un poco de temor a esto, o esperar otro tipo de vacuna”.

González recordó que la aplicación es opcional y que allí hay unos 150 médicos y 330 enfermeras, así como centenares de funcionarios de apoyo. “Ahora hay que priorizar a los terapistas”, aseguró, según el reporte de Antonia Delvalle, periodista y corresponsal de este diario en Itauguá.

Lea también: Salud divulgará identidad de beneficiarios de vacunas anticovid

Tanya Paiva, médica de la unidad respiratoria del hospital que también recibirá la dosis de la vacuna hoy, afirmó que, de igual forma, tras recibir las dosis, se debe seguir aplicando las medidas sanitarias preventivas e insistió en que estas vacunas rusas, según los estudios, son efectivas y producen pocos efectos colaterales.

El doctor César Zorrilla, presidente de la Asociación de Médicos del Hospital Nacional de Itauguá, también conversó con ABC y detalló que son unos 4.000 los médicos que deben ser vacunados, pero que hay prioridades. “Yo, por ejemplo, no soy de primera línea. Ya aclaré eso. No todos se inscribieron. En lo personal, poca gente me dijo que no quiere la vacuna”, añadió.

Zorrilla dijo que los médicos que no ingresan en esta tanda de igual forma están bien protegidos dentro de los centros de asistencia contra el COVID.

Esperanzador

“Estoy emocionada, muy esperanzada. Estoy muy esperanzada en esta vacuna”, dijo Isidora Ortega, quien fue la primera que recibió la vacuna en el Hospital Materno Infantil de Trinidad. Ella es funcionaria administrativa del Hospital de Lambaré, pero con frecuente contacto con pacientes, familiares y personal de blanco en ese centro médico. Ortega deseó que todos sus compañeros también reciban la vacuna de forma masiva.

“Es un día esperanzador hoy”, dijo a su vez el ministro Julio Mazzoleni desde el Hospital Nacional de Itauguá. “Vamos a generar experiencia sobre el terreno. Hay un proceso de descongelar las vacunas que demora un poco de tiempo”, añadió.

El titular del MSP recordó que se espera para esta semana la nota del mecanismo Covax que informará cuándo llegarán las dosis de la vacuna AstraZeneca/Oxford y el Fondo Ruso de Inversión debe notificar la agenda de entregas. “También seguimos en negociaciones con otras fabricantes de vacunas que esperamos poder anunciar pronto. Vamos a compartir la noticia tan pronto la tengamos”, manifestó.

Ver más: Covax: OMS afirman que a inicios de la próxima semana darían fechas y cantidad de dosis para Paraguay y resto de países

Mazzoleni consideró que estas 4.000 dosis, en el marco de lo que llamó un proceso de “adelanto”, son muy importantes y dijo que, dentro de los próximos cuatro meses, habrá una provisión de 300.000 vacunas.

“Probablemente van a ser lotes que van a llegar fraccionadamente. Para el segundo semestre del año estamos convencidos que el proceso se va a acelerar”, estimó.

Decisión de dejar de lado a sector privado, cuestión de farmacéuticas

“Nosotros no tenemos ningún problema (con el sector privado), al contrario. Estamos más que dispuestos a generar alianzas, facilitamos todo lo que se puede para eso. La decisión de acuerdos de confidencialidad y de no negociar momentáneamente con el sector privado es una decisión exclusivamente de los fabricantes”, expresó Mazzoleni.

Tema relacionado: Farmacéuticas lamentan secretismo y privilegios en la compra de vacunas

El ministro reconoció que hubo ofrecimientos de cooperación de las empresas privadas para refrigerar las vacunas, algo de lo que se hará uso cuando los volúmenes sean más grandes.

Transparencia

Mazzoleni reiteró que se publicarán los nombres de quienes reciban las vacunas en el portal web del Ministerio de Salud. Explicó que pidió a los funcionarios de la cartera que hagan la selección de forma correcta.

Insistió en que la transparencia es clave y que no está preocupado “por su persona”, sino por los dirigentes regionales, “por la presión que se ejerce y que puede hacer más mella”, es decir que ellos son más propensos a ceder a la presión política para aplicarse las vacunas.

Las 4.000 dosis de la Sputnik V llegaron el jueves pasado a nuestro país, que comprará 1.000.000 de ampollas de la vacuna rusa de un total de 3.000.000 que se prevé adquirir directamente con las farmacéuticas. Otras 4.200.000 dosis fueron aseguradas a través del mecanismo Covax.

Vacunación se inicia en el HNI
Vacunación se inicia en el HNI
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD