Infectólogos creen que nueva y peligrosa cepa brasileña ya circula en Paraguay

La presidenta de la Sociedad Paraguaya de Infectología, Elena Candia, resaltó que debido al alto número de viajes al Brasil creen que ya existe una circulación comunitaria de la variante de COVID-19, conocida como “P1 Manaus”. Explicó que puede afectar a quienes ya han pasado por la primera cepa del virus y hasta a los vacunados, aunque aseguró que las vacunas pueden evitar que se agraven los casos.

Turistas en el Cristo Redentor, de Río de Janeiro. En Brasil, como en otros países, el turismo se va abriendo, pero con restricciones.
El Brasil recibió a más de 3.000 turistas paraguayos que viajaron para vacacionar en este verano.GENTILEZA

La Dra. Candia resaltó primeramente que la recomendación de la Sociedad Paraguaya de Infectología es evitar los viajes al Brasil, debido al contexto epidemiológico vigente desde hace meses. “Lo más probable es que la cepa brasilera ya esté circulando en el país, atendiendo a que más de 3.000 paraguayos viajaron en estas vacaciones”, consideró.

Explicó que lo que se sabe de esta cepa brasileña es que tiene la posibilidad de evadir el sistema inmunológico, lo que significa que las personas que ya tuvieron el COVID-19 pueden volver a reinfectarse con esta cepa.

Además, puede evadir la protección que nos confieren las vacunas ya producidas hasta la fecha. “A pesar de eso, las vacunas que estarían disponibles en el país son 100% seguras en prevenir los casos graves. Entonces, hacemos un llamado a todo el personal de blanco a que se vacune”, resaltó.

Contó que recibieron llamadas de colegas preocupados por el nuevo lote de vacunas que fue donado por Chile, de la productora Coronavac. “La capacidad de protegernos contra cuadros graves es del 100%”, aseguró.

Por otra parte, indicó que la situación epidemiológica obliga a extremar los cuidados y a vacunarse apenas estén disponibles, con el objetivo de ayudar a descomprimir el sistema de salud pública. “Si una vacuna tiene la posibilidad de prevenir un caso grave, puede prevenir un ingreso hospitalario, un ingreso a terapia intensiva, y con eso estamos ayudando a descomprimir los hospitales públicos”, señaló.

La representante del gremio de infectólogos explicó que esta cepa brasilera fue detectada recién en diciembre de 2020 y que las vacunas actuales fueron producidas ya antes. “Tiene una mutación puntual que le confiere la capacidad de evadir la inmunidad que nos confiere una infección anterior”, señaló.

Enfatizó la importancia de seguir utilizando las mascarillas y cumplir con el lavado de manos sin importar que ya se haya padecido la enfermedad con anterioridad o recibido las vacunas. Pidió también evitar siempre las aglomeraciones y los lugares cerrados. “Igual podemos infectarnos y transmitir a otras personas vulnerables”, consideró.

Dijo desconocer la cantidad de casos de esa cepa, pero el Gobierno envió muestras al extranjero para tener una secuenciación genómica. “Nosotros, el 21 de enero habíamos urgido al Laboratorio Central que hagan esta vigilancia epidemiológica justamente porque la situación en el Brasil es caótica y de preocupación para todo el mundo, porque puede truncar todo el esfuerzo que se vino haciendo con el descubrimiento de estas vacunas”, lamentó.

Finalmente, sobre la vuelta a clases, recordó que la sociedad ya remitió un listado de cuáles son los indicadores a tener en cuenta para determinar el regreso de los estudiantes a las aulas. “Y los indicadores en Asunción y Central suponen un riesgo de alto contagio”, alertó.

Cabe resaltar que el sistema sanitario se encuentra totalmente colapsado, según indican los médicos y enfermeros. Todas las camas de terapia del sector público están ocupadas, a casi un año de haberse iniciado la cuarentena sanitaria debido a la confirmación del primer caso.

Desde el año pasado se permiten los viajes al exterior y el protocolo exige la realización de hisopados antes y después de cada vuelo.

Actualmente se registran 168.043 casos del nuevo coronavirus y 3.318 personas han perdido la vida. En los últimos días, la cantidad de muertes ha ido incrementándose de manera sostenida.

Ante la falta de medicamentos y los hechos de corrupción, el viernes se produjo un estallido social y para hoy está convocada la cuarta jornada de protestas en varios puntos del país.