Incidentes frente a la ANR, que obligaron a dispersar a manifestantes

La cuarta jornada de protestas se desarrolló sin mayores inconvenientes hasta casi la medianoche, cuando la explosión de petardos a baja altura por parte de personas ajenas a la protesta motivó que antimotines se movilicen para dispersar a los manifestantes que se encontraban frente a la Junta de Gobierno de la ANR.

Manifestantes huyen ante el avance de los antimotines.
Manifestantes huyen ante el avance de los antimotines.

Desde las 18:00 hasta casi la medianoche, la jornada de protesta se desarrolló sin mayores incidentes, tanto en la intersección de 14 de mayo y Paraguayo Independiente como luego frente a la sede de la ANR. Luego a poco de las 00:00, un grupo presumiblemente de infiltrados empezó a arrojar petardos y piedras contra el cordón policial que resguardaba la sede partidaria colorada.

Si bien en varios momentos los verdaderos manifestantes intentaron apartar a los violentos del grupo, luego ya se hizo imposible, por lo cual, los antimotines y un carro hidrante empezaron a dispersar a la multitud.

Un grupo de manifestantes se replegó hasta la calle Antequera, mientras los antimotines avanzaban con escopetas con balines de goma y el carro hidrante. Varios comercios de la zona reportaron el quiebre de cristales, tanto de ventanas como puertas.

Lea más: ANR no se escapa de reclamo social, que no merma ni con movidas en Gabinete

Hasta la noche, se habían registrado siete detenidos, la mayoría de ellos entregados por los propios manifestantes que cuidaron que la protesta no pasara a la violencia.

En varias bocacalles se colocaron piquetes improvisados y fogatas mediante la quema de basura, lo cual era dispersado por un carro hidrante, que paradójicamente portaba una bandera blanca, parte de una campaña de la Policía para “promover la manifestación pacífica”.

Luego de esto, perduró un pequeño grupo de encapuchados, en las inmediaciones del la plaza Uruguaya, que no cesaba de tirar piedras y petardos contra los antimotines y el carro hidrante. Esta situación se extendió por varios minutos hasta que el grupo se dispersó hacia varios lugares. Trascendió que irían nuevamente hacia zona del Congreso Nacional, pero esto no ocurrió, según corroboró un equipo periodístico de ABC.

Los hechos vandálicos dejaron varios comercios afectados, señales de tránsito destrozadas, columnas derribadas, vehículos particulares atacados, e incluso uno de prensa, específicamente de GEN, que quedó prácticamente inservible, ya que lo arrastraron y lo hicieron chocar contra una columna de la ANDE.

Más detenidos

El comisario Julio César Sosa, jefe de Seguridad Ciudadana, dijo que registraron más detenidos, cuyo número no fue oficializado. Sin embargo, en la zona de la Plaza de Armas se contabilizó al menos 16 personas demoradas que estaban aguardando a ser trasladadas al Hospital Barrio Obrero para la inspección médica de rigor y ya luego hasta la comisaría jurisdiccional.

Estas personas denunciaron haber sido agredidas tanto verbal como físicamente por los agentes policiales que los arrestaron, reportó el periodista de ABC Rodolfo López.