Lamentan que 30.000 personas hayan viajado masivamente al interior

La Terminal de Ómnibus de Asunción registró el éxodo de aproximadamente 30.000 personas hacia ciudades del interior del país en los días previos a la entrada en vigencia del decreto que cancelaba los viajes de larga distancia. La jefa de RR.PP. de la Policía lamentó además varias aglomeraciones registradas este fin de semana y que la ciudadanía no tome conciencia sobre los riegos que asume.

Una aglomeración de personas hubo ayer en la Terminal de Ómnibus de Asunción. Las medidas buscaban evitar eso, pero muchas personas no le hicieron caso a la situación de emergencia.
Esta fue la imagen que se vio en la Terminal antes de la entrada en vigencia del decreto presidencial que prohíbe los viajes al interior del país.Archivo, ABC Color

La comisaria María Elena Andrada, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, relató el descontrol que se vio en las calles por parte de la ciudadanía en estos primeros días de la entrada en vigencia de las restricciones por Semana Santa.

Sin embargo, primeramente hizo énfasis en que, según reportes de la Terminal de Ómnibus de Asunción, entre el miércoles y viernes viajaron más de 30.000 personas hacia ciudades del interior. El éxodo masivo más importante se vio el viernes, día en que cientos de familias acudieron de manera masiva y se vieron las imágenes más impactantes de aglomeraciones.

“Yo ya no sé en qué idioma decir… Básicamente, este decreto es un llamado a la conciencia general teniendo en cuenta esta situación de emergencia a la cual todos estamos supeditados. Vivimos en un país con una población pequeña; si seguimos muriendo va a terminar la población el Paraguay... Pero la gente sigue saliendo, sigue aglomerándose, siguen los partidos de ‘piqui’, las salidas a pasear sin motivo alguno”, lamentó esta mañana en contacto con ABC.

En ese contexto, contó que en Luque tuvieron que realizar un gran operativo conjunto entre varias patrulleras para intervenir en un torneo de ‘piqui vóley’ que fue organizado pese a las restricciones y al cual acudieron numerosas personas ayer.

“Se organizó un megaoperativo con varias patrulleras y llegaron de sorpresa (...) Como cucarachas la gente iba buscando un agujero donde meterse, dejaron autos, motos, sillas alquiladas, un montón de elementos sin que nadie se haga responsable. Nadie alegó ser propietario de nada, entonces se trasladó todo hasta la comisaría. O sea, sabían que está prohibido pero igual hicieron”, enfatizó.

También lamentó el incidente registrado en la Costanera de Asunción, donde un joven se negó a presentar su documentación el sábado, agredió verbalmente a los uniformados y afirmó que tenía vínculos dentro del Ministerio Público, algo que la Fiscalía negó ayer.

“Fue una situación de muy mal gusto, de prepotencia y desafío al sistema y la autoridad que realizaba la verificación porque este joven era hijo ‘ahijado o sobrino de’. La gente piensa que los que tienen influencias están exentos de ser verificados. Todos tenemos que ponernos la misma remera y colaborar para los controles”, resaltó Andrada.

Finalmente, recordó que los agentes policiales solo pueden labrar acta si una persona está ante un incumplimiento del decreto y tienen la potestad de aprehender solo si se registra resistencia, agresión hacia el personal policial o algún delito.

Por ello, hizo énfasis en que el trabajo del personal policial más que nada es el de crear conciencia, por lo cual pidió la colaboración de la ciudadanía y la calma de los uniformados ante reacciones violentas.

Cabe recordar que desde el pasado sábado hasta el próximo domingo 4 de abril está en vigencia el decreto emitido con el objetivo de reducir la movilidad ciudadana en la Semana Santa. En teoría, solo deben operar algunos comercios esenciales relacionados a los alimentos y la salud, además de las obras y toda la cadena logística.

Los viajes al interior solo están permitidos para las personas que cuentan con reservas en hospedajes turísticos donde se cumple el protocolo sanitario. Sin embargo, fue evidente el éxodo masivo no solo a través de la Terminal, sino también en vehículos particulares. Cientos de personas ignoraron las recomendaciones y la crisis sanitaria para visitar a sus familiares.

Los médicos lamentan que esa situación empeore la crisis y el colapso sanitario actual, considerando que 140 personas aguardan un lugar en terapia intensiva. Según los reportes de familiares, decenas de personas están perdiendo la vida por causa del COVID-19 sin encontrar un espacio en UTI, ni siquiera en el sector privado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD