COVID: demora en las consultas y mal tratamiento hacen subir tasa de decesos en hospitales

El Ministerio de Salud informó que el porcentaje de decesos por COVID en las salas de los hospitales subió del 79 al 84% durante mayo. Esto puede atribuirse a las consultas tardías y los tratamientos ambulatorios deficientes, sostuvo el Dr. Ángel Núñez, director de Terapias del MSP. Además, dijo que, si eventualmente los números de contagio disminuyen, recién podría haber más disponibilidad de camas de terapia intensiva en cuatro meses.

Alrededor de 3.300 pacientes están hospitalizados por coronavirus, registrándose desde hace semanas unos 550 en terapia.
Los decesos por COVID en hospitales aumentaron en el último mes. (Foto ilustrativa).Archivo, ABC Color

El aumento de muertes por COVID-19, ya sea en una sala de internación normal o en Unidades de Terapia Intensiva (UTI), creció en mayo, según datos del Ministerio de Salud. El mes pasado cerró con 9.186 decesos desde que se inició la pandemia, una cifra que hoy, 9 de junio, trepó a 10.145 en solo nueve días.

El Dr. Ángel Núñez, director de Terapias del MSP, explicó a ABC que el porcentaje aumentó de 79 al 84% en comparación con abril y que esto ya venía sucediendo, pero con “números menores”, haciendo alusión que a mayor número de contagios hay más gente hospitalizada, o que al menos debería estarlo.

“Está ocurriendo ahora con otros números porque está relacionado al COVID. Los pacientes llegan graves a Urgencias, tal vez se le pueda atribuir a eso. Estamos viendo pacientes cada vez más graves en los servicios de Urgencia con un tratamiento previo que no siempre es correcto”, refirió.

En ese sentido, el médico dijo que muchos reciben un tratamiento no acorde a la enfermedad y dio a entender que algunos se automedican. “Por ejemplo, indicar corticoides para uso ambulatorio no es correcto. Hay pacientes que se confían con el tratamiento que reciben de forma domiciliaria y eso hace que retrasen la atención a las urgencias o al servicio hospitalario en sí”, sostuvo.

Y, en consecuencia, cada paciente que ingresa grave a un hospital tiene menos chances de hacerse con una cama en una unidad de UTI. “Con la ocupación que tenemos ahora se hace difícil eso (ingresar a terapia intensiva) de forma inmediata”, advirtió.

Finalmente, el médico explicó que, en el caso de que los números de contagios desciendan, los niveles de ocupación de las camas de internación comunes empezarían a disminuir en unos tres meses. Sin embargo, advirtió que para los casos de pacientes en terapia intensiva el “impacto es más tardío” y la liberación de sitios podría darse en no menos de cuatro meses. “Por lo menos cuatro meses vamos a estar así”, concluyó.

Hasta ayer, había 4.135 pacientes internados por COVID, de los cuales 571 están en terapia intensiva. La cantidad de contagios es de 379.131, de los cuales se recuperaron 311.605. El récord, de momento, también se registró ayer, con 140 decesos -del total de 10.145- en un solo día.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.