Se asfaltó el empedrado y no se pensó en el puente, afirma ingeniero

El ingeniero Amílcar Troche, presidente del Centro Paraguayo de Ingenieros, afirmó que muchas obras del Gobierno son realizadas sin trabajos de ingeniería, lo que podría generar hechos como lo ocurrido en Tacuatí. Criticó que las autoridades se centran más en “inaugurar kilómetros”, en lugar de hacer ingeniería, lo que ayudaría enormemente a reducir sobrecostos que se dan durante la construcción.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/3MRFURCXORHVDEDOU4BMRC4NYM.jpg
Omar Acosta, ABC Color

El ingeniero Amílcar Troche explicó que un factor importante para que el puente haya colapsado tiene que ver con que esa zona del país se desarrolló ampliamente y la frontera agrícola está presente en ese lugar.

Esto significa que en la zona hay una agricultura intensiva, y en la época de zafra salen enormes camiones con sobrepeso de toneladas. Este peso es el que ocasiona el rápido deterioro de nuestras rutas y puentes, dijo el experto.

No actualizan demanda de puentes

Señaló que al pavimentarse el puente, éste no fue objeto de una actualización para las condiciones de demanda a las que se le iba a someter. Es decir, no se pensó en que esa estructura no podría aguantar por demasiados años una demanda como la actual. “Ahí ya entra una negligencia técnica, porque no se puede solo pavimentar la parte del empedrado y olvidarnos del puente, esa fue una falla. No se hizo ingeniería”, dijo Troche.

Lea: Fiscalía investiga homicidio culposo tras derrumbe del puente en Tacuatí

Opinó que “tenemos la obsesión por inaugurar kilómetros, pero hacemos poca ingeniería en Paraguay. Por eso siempre terminan las obras con el 20 % de reajuste”.

Explicó que esta obra de pavimentación fue en el marco de una reactivación económica “y no fue objeto de diseño de ingeniería; si esto se hacía, iba a saltar que el puente necesitaba un refuerzo o reconstrucción”.

Hay más puentes en pésimo estado

Afirmó que, lamentablemente, hay varios puentes en esta situación “porque no nos actualizamos tan rápidamente como se desarrolla la frontera agrícola”. “El Estado no tiene la velocidad para adaptar los caminos a la velocidad del desarrollo”, puntualizó.

Recordó que este fenómeno no se detendrá y seguirá creciendo la demanda de tonelaje en puentes y rutas de nuestro país. “La ingeniería debe estar presente, nos ayudará a reducir los costos imprevistos en la construcción y nos asegurará una vida útil prevista”, recomendó el experto.

Lea más: Desplome pudo haberse evitado: MOPC ya sabía de deterioro de puente, pero no lo clausuró

No rentable, pero fundamental

Acotó el escaso o nulo mantenimiento de las obras viales, ya que se invierte muy poco en mantenimiento preventivo y correctivo.

Dijo que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) debe reparar los puentes del nuestro país, para evitar que vuelva a ocurrir algo similar.

“Probablemente políticamente no sea tan rentable hacer ingeniería como inaugurar kilómetros, pero nos ahorra muchísimo en sobrecostos de obras. Haciendo bien se ahorra dinero porque no se tiene que volver a hacer un tramo que se hizo mal”, aclaró el ingeniero Amílcar Troche.