Diputado Romero Roa muere tras complicaciones por COVID-19

El diputado colorado Ramón Romero Roa murió esta mañana a causa de complicaciones por el coronavirus, confirmó a ABC Color su colega y correligionario Ángel Paniagua. El legislador de Alto Paraná había dado positivo al COVID-19 la semana pasada y el lunes último ingresó a terapia intensiva.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/M4VHGN3FIVCPTMHD3DYZ7TF3WM.jpg
ABC COLOR

Romero Roa había informado el viernes 19 de junio -a través de sus redes sociales- que había dado positivo al nuevo coronavirus el 17 de junio. Ese día manifestó también que se encontraba en buen estado y siguiendo las indicaciones médicas.

Posteriormente, el diputado altoparanaense, miembro del movimiento interno Añetete, fue ingresado el lunes 21 de junio a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Sanatorio La Costa luego de que su cuadro de COVID-19 se complicara.

Finalmente, esta mañana se produjo su muerte tras complicaciones derivadas de la enfermedad, según confirmó su colega Paniagua. Este indicó que recibió la noticia por parte del hermano del legislador fallecido.

Lea más: Diputado Romero Roa se encuentra en terapia intensiva por covid

Paniagua comentó que conversó con Romero Roa “dos días antes de las elecciones” y que este le había señalado que logró salir de terapia tras 18 horas de hospitalización. Refirió que, sin embargo, tras la comunicación el diputado altoparanense tuvo una recaída e ingresó nuevamente a UTI.

“Lamentablemente, falleció nuestro colega Ramón Romero Roa. Estaba muy mal, recuperó un poco. La última vez que conversé con él me dijo que estuvo 18 horas en terapia, pero que se estaba recuperando. Volvió la recaída y esta mañana recibí la ingrata noticia de su hermano, César Romero Roa, de que falleció en la mañana de hoy”, declaró.

El diputado Paniagua lamentó la pérdida e indicó que “Romero Roa era uno de los más correctos (de la Cámara de Diputados) y me animo a decir que era uno de los más preparados”.

Con la muerte del legislador altoparanaense, la Cámara de Diputados suma su segunda pérdida en lo que va de este período y la pandemia del COVID-19, ya que en febrero de esta año había fallecido a causa de la enfermedad el diputado liberal Robert Acevedo.

Lea más: Muere de COVID el diputado liberal Robert Acevedo

Su trayectoria política

El diputado Romero Roa fue uno de los líderes políticos más importantes de Alto Paraná en las dos últimas décadas, gracias a su activa gestión principalmente para coadyuvar con los intendentes a fin de buscar soluciones a problemas comunitarios sin distinción partidaria.

A nivel departamental mantenía una marcada postura crítica con respecto a los clanes familiares que administraban la región bajo sospecha de corrupción. Es así que en dos oportunidades votó a favor de la intervención de la gestión municipal de Sandra McLeod de Zacarías (ANR, cartista) en Ciudad del Este y cuestionaba los manejos de la casta compuesta por el intendente Digno Caballero (ANR, cartista) y la diputada Blanca Vargas en Minga Guazú.

Romero Roa era considerado como uno de los parlamentarios más versados y actuó de fiscal en la Cámara de Diputados en algunos juicios políticos. Era abogado y escribano egresado de la Universidad Católica.

Tuvo una larga trayectoria en la vida política. Fue convencional constituyente de 1992, intendente de Minga Guazú, miembro del Consejo de Administración, director de Coordinación Ejecutiva y director general de la Itaipú durante el gobierno de Nicanor Duarte Frutos.

Lea más: De siete legisladores, sólo tres superaron las elecciones internas

Se encontraba en su segundo mandato como diputado. Además, militó en la dirigencia gremial de abogados y deportiva.

El diputado Romero Roa también había sido miembro del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM). Sin embargo, fue removido hace un año –según denunció- por intereses políticos del cartismo. Además, indicó que su destitución fue irregular, ya que lo apartaron mediante una resolución de la Cámara Baja, cuando la vía correcta es el juicio político.

En las últimas internas municipales fue precandidato a intendente de su ciudad natal, Minga Guazú, y ni siquiera pudo depositar su voto a raíz de que estaba hospitalizado.

El legislador altoparanaense se suma a la lista de precandidatos que fallecieron a causa del COVID-19 en el marco de las pasadas elecciones internas. La Asociación Nacional Republicana (ANR) registró -con Romero Roa- la muerte de 18 aspirantes a causa del nuevo coronavirus durante las campañas previas y los comicios, mientras que a nivel nacional ya serían alrededor de 100 los decesos de candidatos, según datos del Ministerio de Salud.