“El mayor desafío del Gobierno es formalizar y financiar a mipymes”

El viceministro de Mipymes, Isaac Godoy, afirmó que el mayor desafío es lograr la formalización de firmas, desde su creación, y facilitar créditos para que se fortalezcan. Hoy se conmemora el Día Internacional de Mipymes.

En pandemia, muchas mipymes están logrando obtener ingresos mediante las ferias que se desarrollan en diferentes puntos del país.
En pandemia, muchas mipymes están logrando obtener ingresos mediante las ferias que se desarrollan en diferentes puntos del país.Archivo, ABC Color

El 27 de junio es la fecha designada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para conmemorar a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (mipymes) por ser el sector clave para una recuperación inclusiva y sostenible en la reactivación de las economías, informó el viceministro de Mipymes del Ministerio de Industria y Comercio (MIC).

Godoy calificó como importante el rol que cumplen estas unidades de negocios y aprovechó para felicitar a los emprendedores. “Rescatamos esa contribución y felicitamos por el esfuerzo, por sacar adelante el Paraguay”, expresó el representante del sector del Gabinete de Mario Abdo Benítez.

El viceministro Godoy afirmó que el mayor desafío es lograr la formalización y la financiación del sector, sobre todo de aquellas que son micro empresas. Precisó que según el Instituto Nacional de Estadísticas, existen 800.000 unidades de negocios y de estas, el 90% son micro empresas y de estas, el 70% tiene una informalidad relativa. “Reconocemos que como Estado debemos facilitar los trámites para que se formalicen y fuentes de financiamiento para que puedan trabajar de manera legal”, manifestó.

Señaló que la formalización tiene tres aristas, que son: tributaria, laboral y funcional, y que son lo vinculado a pago de impuestos y reporte del personal para seguro social y las habilitaciones de diferentes instituciones, tales como patente comercial, registros sanitarios y otros.

En cuanto a los créditos, desde la pandemia se respaldan créditos con los Fondos de Garantías (Fogapy), que de alguna manera permitieron sobrevivir a muchas mipymes, aunque reconoció que es insuficiente.

Por otra parte, mencionó que existe una mesa de formalización de mipymes, integrada por 35 instituciones públicas y privadas, entre las cuales se encuentran municipalidades y representantes de gremios de mipymes, otras que están involucradas y los procesos a fin de coordinar para simplificar los trámites. “Hoy es costoso y burocrático formalizar, por eso nos reunimos para ver de articular las acciones”, dijo.

Especificó que han registrado avances importantes en la implementación, tales como la reducción de aranceles del MIC, Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN) y la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa), dependencias de Salud. Añadió que se enfocan ahora en municipalidades, el Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN), y los servicios nacionales de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) y de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Ferias, las grandes oportunidades

El presidente de la Cámara de Centros Comerciales del Paraguay (CCCP), Jorge Mendelzon, destacó los resultados obtenidos en las ferias de mipymes y que en el Shopping Mariscal se realiza una de entrega mensual, que es el primer miércoles de cada mes. “Las puertas están abiertas para desarrollar incluso con mayor periodicidad, que aún no se logra por cuestiones logísticas”, mencionó. Guillermina Coronel, vocera de mipymes, resaltó que el espacio permite conectar a las empresas con el mercado y en la última exposición se registraron ganancias de G. 25 millones además de alianzas estrátegicas con miras a concretar futuros negocios

“La pandemia ha sido fulminante”, aseguran

El presidente de la Federación Paraguaya de Mipymes (Fedemipymes), Luis Tavella, destacó que la pandemia tuvo un efecto fulminante para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y derivó en que miles de personas quedaran desempleadas.

Consideró que históricamente ha sido un sector que no fue de importancia para el Estado. Y además, con la crisis sanitaria y el desempleo, la recesión económica ha desnudado lo frágiles que son las unidades de negocios del país.

“De alguna manera el sector sobrevivió y los que pudieron mediante el Fogapy, pero los recursos no son suficientes y son esenciales para capitalizar a las empresas y avanzar hacia un mayor dinamismo”, expresó Tavella.

Lamentó que ante la falta de aplicación de dosis contra el covid-19 no se puede pensar en una reactivación. “El panorama es bastante complicado, este primer semestre no hubo grandes cambios y la economía en general registra la mitad de lo que facturaba habitualmente. Es poco”, precisó.

Mencionó que el presidente Mario Abdo Benítez debe destinar recursos para la construcción de viviendas para la clase media mediante la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD). “La construcción es un gran dinamizador de la economía. Al plantearse planes atractivos para la clase media, se estaría cubriendo la necesidad de una casas propia y la generación de empleo. Tendrá une efecto más inmediato y sin tanta burocracia”, opinó.

“El plan de reactivación debe ser más agresivo”

El presidente de la Asociación de Emprendedores del Paraguay (Asepy), Bruno Defelippe, apuntó a la necesidad de que el Gobierno sea más agresivo en el plan de reactivación económica para que se logre ese objetivo. Advirtió que en el plan de Hacienda son insuficientes los recursos destinados al Fondo de Garantías del Paraguay (Fogapy) y que se necesita que se cree otro fondo de fideicomiso, para llegar con préstamos oportunos a empresas que no tengan historial o sean nuevas.

Mencionó que lo destinado al Fogapy en el plan de consolidación económica (a consideración del Congreso) es un tercio de lo solicitado, es decir, sólo US$ 25 millones de US$ 100 millones requeridos. Recordó que las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) representan el 90% del tejido empresarial del país y representa una oportunidad de empleo a un porcentaje importante de la población económicamente activa. “Los créditos para empresas nuevas es un nuevo tipo que pedimos para fomentar los emprendimientos y que pue puedan fortalecerse”, dijo.

Por otra parte, Defelippe destacó la necesidad de aprobación de un proyecto de US$ 15 millones entre el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la instalación de centros de apoyos a emprendedores en las principales ciudades de cabeceras departamentales, en conjunto con cámaras de comercio y asociaciones existentes. “Este modelo funciona muy bien en Chile y en otros países donde funcionan oficinas con especialistas que asesoran al emprendedor para facilitar los trámites y sea más sencillo trabajar de manera formal y además de ayudarles a acceder a nuevos mercados y lo relacionado a los aspectos financieros, tales como solicitar créditos en el banco o cooperativa y otros”, comentó el vocero de los emprendedores

Destacó la importancia de la iniciativa porque considera que no es suficiente solamente otorgar financiamientos sino que también es necesario brindar una asistencia técnica de calidad a los emprendedores del país para fortalecer su negocio.

Preocupan aumentos de precios a despenseros

Luis Ibarra, de la Asociación de Almaceneros Minoristas del Paraguay (AMP), indicó que al sector le preocupa los aumentos de precios de la canasta básica y estimó que el ajuste del salario mínimo no sería suficiente para cubrirlos.

Ibarra indicó que la leche ha registrado un incremento del 7,14% y que esto ya tiene un impacto considerable e inevitablemente tendrán que ajustar los precios para los consumidores finales, lamentó.

Por otra parte, observó que el escenario para estas unidades de negocios es complicado debido a que cada vez se registra una mayor expansión de los supermercados y las tiendas al menudeo, sin un plan estratégico. “Vemos que crece la competencia con aumento de instalación de los comercios y lo que nos diferencia de aquellos son la atención personalizada”, expresó.

Al aumento de competencia con la expansión de las grandes cadenas, se suma a que ellos pueden acceder a mejores valores con los proveedores, que es otro aspecto de desventaja y que impacta en el precio final, ya que la gente busca productos accesibles debido a la crisis económica.

“Tratamos mantener un precio conveniente para los clientes para mantenerlos, ya que con la pandemia hubo una caída del poder adquisitivo y las ventas están en baja”, mencionó.

La crisis sanitaria obligó a varias despensas a cerrar o cambiar de rubro, sobre todo a aquellas que estaban alrededor de las instituciones educativas o de grandes empresas, ya que ahora en esos lugares aplican la modalidad de trabajar o estudiar desde el hogar.