MUVH niega problemas de ejecución, pues dispuso de los recursos recién desde mayo

El Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH) reportó que recién desde mayo empezó a disponer de parte de los US$ 47 millones para la construcción de viviendas sociales, en el marco del plan de reactivación económica. El reporte sale a luz ante las protestas de organizaciones sociales frente a la sede ministerial por “falta de resultados” en ocho meses.

Organizaciones sociales acamparon frente a la sede del Ministerio de Urbanismo para que se les otorgue subsidios para su casa propia.
Organizaciones sociales acamparon frente a la sede del Ministerio de Urbanismo para que se les otorgue subsidios para su casa propia.Virgilio Vera, ABC Color

Hace días que se encuentra frente al Ministerio de Urbanismo un grupo de personas que integran la denominada “mutisectorial”, con el cual sólo se identifica un grupo de organizaciones sociales que cuestiona al ministro Carlos Pereira, por estar hace meses en el cargo y no ejecutar los US$ 47 millones del plan de reactivación económica. Por este motivo, Pereira emitió un comunicado con el cual explica que no hubo problema de gestión sino disponibilidad de los recursos, ya que recién los tienen desde hace pocas semanas.

El presidente de la multisectorial, Punciano Sánchez, afirmó que desde el año pasado están los recursos y no se ejecutan. Pereira explicó al respecto que hay todo un proceso burocrático estatal que se debe seguir para que el dinero sea integrado al presupuesto de la cartera que dirige, de modo a llevar a cabo los proyectos en el marco del Fondo Nacional de Viviendas Sociales (Fonavis).

El ministro indicó que luego de la aprobación del dinero por parte del Congreso, en diciembre de 2020, el presidente Mario Abdo Benítez firmó un decreto en marzo de 2021 y con este documento, autorizó a Hacienda a que incorpore los US$ 47 millones al presupuesto del MUVH.

Posteriormente, Hacienda emitió bonos en el mercado local, en abril pasado y así pudo obtener los fondos para que disponga, de modo a encarar los proyectos que prevén subsidios para la casa propia.

Recién en mayo el MUVH tuvo los recursos como para comenzar a ejecutar efectivamente, conforme a lo explicado.

Cabe recordar que Pereira reemplazó en el cargo a Dany Durand, cuestionado por la falta de transparencia en las adjudicaciones del programa Fonavis y por este motivo la actual administración encaró una reforma de la normativa que permita una mayor trazabilidad. Este trabajo se realizaba paralelamente a las gestiones de Hacienda.

Apenas se pudo, se comenzó a adjudicad, dice Pereira

El ministro Pereira aseguró que en mayo se empezaron a realizar las adjudicaciones de los proyectos, en la medida en que los proveedores se ajustaban a las nuevas exigencias, entre las que se encuentran disponer de una cuenta bancaria exclusiva para recibir el dinero para la gestión de viviendas, que se encuentren registrados en el Sistema de Proveedores del Estado, entre otros.

“Cabe resaltar que no es fácil lidiar con gente que viene a la entidad donde se le atiende y se le indica que solamente cuando esté completada la documentación y se tenga la evaluación técnica y calificación de sus proyectos se pueden emitir los subsidios. Haciendo la salvedad inclusive de que en algunos casos se les da otra vez unos días de flexibilidad para que pueda completar lo necesario”, expresó.

El Fonavis permite transferencias directas, vía rubro 800, a los Servicios de Asistencia Técnica (SAT), quienes postulan los proyectos de viviendas sociales para gente de escasos recursos y contratan a las constructoras que levantarán las casas. Se trata del programa emblema de la institución, debido a que los procesos son más abreviados, en comparación con los que se rigen por la ley 2051 de Contratación Públicas.

Por otra parte, Pereira firmó resoluciones a modo de disponer del personal para que con mayor agilidad se verifiquen los expedientes y se aseguren que se cumplan con los requisitos, tales como que las personas beneficiarias sean efectivamente de escasos recursos, que el terreno a construir se encuentre en buenas condiciones y con el título al día. Caso contrario, la administración será responsable de “blanquear” irregularidades que en este proceso de verificación se detectan.