Realizan palada inicial de la Costanera Sur y firma tiene 10 días para cerrar la financiación de la obra

Luego de varias prórrogas, finalmente el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) realizó en la fecha la palada inicial de la futura Costanera Sur, avenida que unirá Lambaré con Asunción. Tras la orden de inicio de los trabajos, la contratista tiene un plazo de 10 días para cerrar la financiación de la obra, que tendrá un precio de US$ 130 millones.

El empresario Francisco Griñó explica detalles de la Costanera Sur. La obra inició en la fecha luego de varias prórrogas.
El empresario Francisco Griñó explica detalles de la Costanera Sur. La obra inició en la fecha luego de varias prórrogas.Diego Peralbo

El ingeniero Francisco Griñó, del Consorcio del Sur, integrado por la española Eurofinsa SA y la paraguaya Ingeniería de Topografía y Caminos SA (TyC), que fue adjudicado ya hace dos años para ejecutar las obras, informó que tras la orden de inicio -que aún debe oficializarse en papeles-, el grupo firmará el contrato con el Banco Itaú, que costeará la infraestructura vial en alianza con varios bancos locales y un banco alemán.

Recordemos que la Costanera Sur es la segunda obra de envergadura que se adjudicó bajo la ley N° 5074, más conocida como “llave en mano”, en la que la adjudicataria debe conseguir la financiación, que el Estado irá asumiendo como deuda pública en la medida en que vayan terminando los tramos pautados en el contrato. El primer proyecto grande adjudicado con esta modalidad es el Corredor Bioceánico, que se encuentra en plena ejecución.

De la palada inicial participaron el ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens, junto con otras autoridades como el intendente de Asunción, Óscar Rodríguez (horas antes de dejar el cargo), el diputado Hugo Ibarra, representantes del Consorcio del Sur y el padre Pedro Velazco, como representante de los frentistas. El inicio de las tareas se dio en el barrio de Itá Enramada, donde casi no se tienen afectaciones.

Se le consultó a Griñó sobre los detalles del financiamiento, como la tasa de interés y los plazos, pero indicó que no manejaba bien la parte financiera y que eso había que preguntarle a autoridades de Hacienda. Sin embargo, en las obras llave en mano, las empresas adjudicadas son las que cierran la financiación.

Molesto por publicaciones de ABC

Asimismo, el ingeniero Griñó se mostró molesto por las publicaciones de ABC sobre los “beneficios” que habría recibido el consorcio a su cargo, a través de cinco adendas, con las cuáles se cambiaron varios puntos del contrato, principalmente los plazos que la firma tenía para el “cierre financiero”, es decir la obtención del préstamo que costeará la obra.

Vale señalar que en el contrato de la Costanera Sur se firmó en octubre de 2019 y, a partir de esa fecha, el Consorcio del Sur tenía un plazo de 210 días para conseguir la financiación del proyecto (US$ 130 millones), es decir hasta mayo del año pasado.

Sin embargo, a solo un mes de la firma del contrato (noviembre de 2019), el MOPC suspendió este plazo a través de una adenda y el tiempo del cierre financiero (plazo para conseguir los recursos que costearán las obras) recién comenzó a correr desde julio del año pasado, lo que significa que la firma debía conseguir el préstamo que financiará la vía en febrero de este año.

Empero, de nuevo este plazo se cambió y el MOPC primero dio la orden de inicio de los trabajos para que el consorcio gestione el empréstito necesario para solventar la construcción de la infraestructura vial, según la adenda número 5 que el MOPC firmó con el consorcio. Con esta decisión cambiaron las reglas de la licitación y según denuncias se privilegió al grupo adjudicatario, que primero debió conseguir la financiación para que se le ordene el inicio de los trabajos, según el pliego original.

Wiens tampoco maneja detalles sobre la financiación

A su turno, el ministro Arnoldo Wiens tampoco pudo explicar los detalles de la financiación (tasas y plazos) y resaltó que esos datos hay que pedir en el Ministerio de Hacienda. El ministro destacó que la avenida que tendrá 7,5 km aproximadamente, se convertirá en una vía rápida para 15.000 automovilistas que circulan por las zonas de Itá Enramada y Santa Librada de Asunción, además de habitantes de Lambaré y eventualmente San Antonio y Villa Elisa.

Además de la avenida, con este proyecto se rellenará un predio de 50 hectáreas en el bañado Sur, donde se construirán viviendas para las familias. Las casas serán costeadas con otro préstamo de U$S 100 millones de Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ya fue aprobado en el Congreso, según Wiens. El plazo de ejecución de la obra es de 36 meses lo que significa que ya se inauguraría en el 2024, justamente por los retrasos para su inicio.